The Sunday Tale

Caliente como el café recién hecho y dulce como la mermelada. Cada domingo Berta Rivera te ofrece un delicioso relato hilvanando con ingenio los productos más Loff de la semana. Un original repaso para leer en la cama mientras desayunas.

Lo último en The Sunday Tale

imagen de The Sunday Tale
Posverdad.+

Érase una vez la historia de una realidad que se revelaba en cifras terribles cada día mientras algunos pugnaban por transformarla y otros sólo por distorsionarla a golpe de neolengua y posverdad. + ver

Cuarentena.+

Érase una vez la historia de una cuarentena o del día en el que alguien gritó ¡qué se pare el mundo que yo me bajo! y el mundo se paró… tal vez para que quienes gritaran descubrieran que, en realidad, no querían bajarse. + ver

Raíces.+

Érase una vez la historia de una joven que comprendió de pronto lo que significaba tener raíces y el contrapeso inmenso en que se convertían para sus alas… + ver

Cine.+

Érase una vez una mujer que soñaba con ser un personaje de película, el ensueño de un guionista llevado al cine que, tras el cartel de The End, descansaba en paz hasta la siguiente proyección. + ver

Lluvia.+

Érase una vez la historia de un poema que le recordaba la importancia de aceptar aquello que no puedes cambiar, como la lluvia, y disfrutar de todo lo que puedes vivir… + ver

Utopía.+

Érase una vez la historia de Giorgino, un ratón liante que logró convencer de una utopía a un par de jóvenes ratones coloraos, Myjailo y Adelaida ¿cómo ocurrió? te lo contamos a continuación… + ver

Tesoro.+

Érase una vez la historia de un niño que encontró un tesoro y comenzó a excavar sin descanso para desenterrarlo mientras soñaba con las grandes cosas que haría con él sin darse cuenta de que cuanto más excavaba más se hundían sus sueños… + ver

Ceguera.+

Érase una vez una historia de ceguera blanca que no dejaba invidentes los ojos sino la inteligencia, era terriblemente contagiosa y silenciosa y letal para la razón humana. + ver

Abeja.+

Érase una vez la historia de una niña revoltosa que no quería ser oveja… ni abeja, ella no lo sabía pero lo cierto es que quería cambiar el mundo. + ver

DANA.+

Érase una vez la historia de una dana que emulaba al diluvio universal recordándonos que hubo un tiempo en el que Noé tuvo que construir un arca… + ver

Lumbrera.+

Érase una vez la historia de un lumbrera que, por obra y arte del sarcasmo y la ironía, acostumbraba a hacer deshonor a su nombre e iluminar muy poco (por no decir nada). + ver

Pigmalión.+

Érase una vez la historia de un niño que, como un pequeño Pigmalión, pintó una escultura de escayola y deseó que se convirtiera en realidad y llenara su vida de magia. + ver

Astenia.+

Érase una vez la historia de un malestar íntimamente unido a una estación que se vestía de flores y colores pero resultaba ser siempre la más traicionera de todas. Diagnóstico: astenia primaveral. + ver

En Portada