Jean Jullien, el ilustrador de la vida contemporánea.

Phaidon publica la primera monografía ilustrada dedicada al artista gráfico Jean Jullien, con sus pinturas, dibujos y colaboraciones.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Jean Jullien es francés, ilustrador, fotógrafo y creador de videoarte e instalaciones. Aunque nació en Nantes en 1983, lleva casi dos décadas afincado en Londres. Allí se trasladó tras completar su formación como diseñador gráfico en Quimper. Ya en la capital británica se graduó en el Central Saint Martins College (University of the Arts London) y el Royal College of Art.

Tras los atentados de París en noviembre de 2015, su imagen de la Torre Eiffel envuelta por el símbolo de la paz se hizo viral en medios y redes sociales. Sin embargo, la obra de Jean Jullien ya conocía el sabor del éxito. Lejos de politizar su actividad artística o de aprovechar ese auge inesperado, el artista continuó fiel a su estilo personal y su relato diferenciador.

Es fácil reconocer los personajes extravagantes y alegres del ilustrador francés, al igual que esa narrativa visual que logra instaurarse en la vida del espectador precisamente porque el espectador la reconoce como propia, se identifica en esa viñeta irónica y audaz que plasma en el papel la vorágine de la sociedad urbana de nuestro tiempo. Lógico, porque Jullien se inspira en ella, en la vida (loca) contemporánea y la gran —entre otras—paradoja del siglo XXI: la hiperconexión y el aislamiento. Así, al mismo tiempo.

Su estilo minimalista y divertido, próximo al cómic del que siempre fue lector fiel, esconde no obstante cierto regusto amargo y tremendamente irónico. En efecto, tras ese trabajo colorista y alegre puede ocultarse en ocasiones una extraordinaria mordacidad.

Phaidon publica una exhaustiva monografía dedicada al trabajo de Jean Jullien. Casi 300 páginas repletas de color integran todas las facetas artísticas del francés: escultura pública, ilustración y diseño, además de sus proyectos más valorados. Se trata de “un estudio completo de la carrera del artista desde sus primeras ilustraciones y asociaciones creativas, hasta su progresión en la pintura”, asegura la editorial. Incluye obras de arte inéditas y cuadernos de bocetos personales que iluminan la práctica artística de Jullien.

El libro, prologado por Sarah Andelman e introducción de Alice van den Abeele y Raphaël Cruypt, se estructura en tres secciones. La primera, dedicada a lo Personal, explora las motivaciones que alimentan su oficio, en particular, la playa, el surf y la vida familiar. “Mis conexiones con mi familia, mi hermana, mi hermano, mis padres, los lugares, las cosas que siempre he amado me orientan, me apoyan como muletas de alguna manera, y las llevo conmigo donde quiera que vaya”, afirma sin dudar.

La sección Colaboraciones incluye imágenes de su amplia cartera de creaciones nacidas de la colaboración con marcas, con objetos que van desde la ropa con estilo hasta los vasos para beber. Dos entrevistas con sus cómplices más cercanos —Mathieu Van Damme, fundador y director creativo de Case Studyo, y Jae Huh, de Nounou— enriquecen la perspectiva del universo artístico de Jullien.

La última parte, Público, explora el enfoque de Jullien al arte diseñado para el consumo público. En ella encontramos portadas de revistas e ilustraciones para National Geographic, New Yorker o Télérama.

Más información PhaidonJean Jullien Studio

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

Bruja.+

Bruja.

Sacó su caja de bruja, la que guardaba sus secretos y sus milagros, sus gotas de magia y su corazón; acarició los papeles que también guardaba en ella... + ver

Amazona.+

Amazona.

Era su señorita de Avignon. Lo mismo podría llamarla cubo de Rubik por lo complejo que se le antojaba resolverla pero le gustaba Picasso... y le gustaba su amazona. + ver

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.