header

INEZ de Lelo. 24 kilates de placer.

Sus perfectas líneas, su diseño funcional, su atractivo acabado, el oro...

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Único, INEZ es ese objeto de deseo que una querría que le regalaran y que no dudaría en mostrar, en tener bien visible en el mueble que preside el salón, para que todo el mundo lo viera. Es un juguete y es una joya, es un dildo y es un precioso objeto de diseño plenamente funcional que garantiza una completa satisfacción por sus considerables 12.000€.

Pesa 225 gramos y está bañado en auténtico oro de 24 kilates, perfecto para experimentar las sensaciones del contraste de temperatura con tu piel, con tus partes más íntimas, del frío al calor intenso, sólo apto para el placer con más glamour y lujo que una pueda imaginar, el cálido color del oro y la excitación ante el poder, sus 17,4 centímetros, sus 5 modos de vibración que te llevan de la excitación al la más potente intensidad, acariciando tu piel o llenándote de sensaciones. Completamente recargable en un máximo de 2 horas y con cuatro horas de autonomía para que no te deje colgada en el momento álgido.

Para juegos privados, para juegos compartidos, en cualquier parte, incluso bajo el agua – sumergible con garantías y seguridad, claro-. Pero si te parece demasiada inversión para el placer porque consideras que con menos te apañas, INEZ de Lelo también está disponible en acero pulido, Silver, por 5.900€. Yo, por mi parte, me quedo con el oro, 24 dilates de placer, por si ya estás pensando qué regalarme por mi cumpleaños.

Más información lelo.com

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.

Angel SchlesserFW/2017