Despedida de.. muy bonito todo, nena.

Ya sé, ya sé, no has sido tú, que es que tus amigas, que fulanita que tiene una juerga en el cuerpo que no puede con su púbis...

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Me parte el alma, bonitas, veros tan monas, con vuestros vestiditos de noche y el tacón, arregladitas y sometidas a esa absurda aberración de llevar diademas con pirulitas de trapillo rosado en la cabeza cuando os vais de despedida de soltera. No porque sean pirullilas lamentables y no hermosos miembros, que bienvenidas sean las pirulillas si son capaces de crecer y multiplicarse, es porque -igual tú no, pero tus amigas… – andáis por la calle con un letrero grande de “hoy me como el mundo, me lo como todo y lo que sea”, como bastante poco elegante, muy de MHYV, lo peor. Toda una declaración de intenciones, de que te casas, que prometes tu sexo de por vida a un solo hombre (o a una sola mujer) y que a partir de ahí te vas a perder lo de probar el resto de la diversidad humana y por supuesto esta es la última vez y no puedes perder la oportunidad de disfrutarla… pues no te cases, nena! Porque si de verdad vas a serle fiel a él solo el resto de tu vida y eso se lo vas a poner por escrito no sé si es lo mejor que te ofrezcas al público por última vez poco antes y como celebración.

Ya sé, ya sé, no has sido tú, que es que tus amigas, que fulanita que tiene una juerga en el cuerpo que no puede con su púbis, que si te dejas llevar, que no quieres decepcionarlas, que para ellas es una excusa… pero no te engañes, tu futuro en pareja va a empezar, presión social por medio, como poco por salir a la calle como un adefesio con un pene en la cabeza, magnífico. También puedes ponértelo en las ingles como un arnés y salir de travelo, que es otra opción que tiene su público. Glamour, querida, glamour, que lo que pase lo recordarás el resto de tu vida y como poco te van a hacer pasar por la humillación de ser el centro de las miradas de garito en garito. Que sí, que sí, que por eso os vais a Ibiza, para que no sea tan tan humillante o para que si pasa algo pase con alguien que no vas a volver a ver en tu vida, con toda alevosía, no te engañes. Y el amor de tu vida feliz, verdad? que te lo pases bien, que te diviertas mucho, que no hagas nada que no hiciera él… y tú tan tranquila, porque ¡cómo va a irse él a buscar el último cachete ajeno al tuyo de su vida! Pues nada, todos engañados y súper súper felices como deliciosas perdices, rechupeteando huesitos. Y ellos en Barcelona y ellas en el Puerto de Santamaría todo un maravilloso fin de semana escribiéndose mensajes de estoy bien, me aburro mucho, no salimos de la habitación del hotel, te echo de menos, te quiero tantísimo “mivi”, eres lo único y mas mass mejor de mi vida, tú no te preocupes que nos portamos muy bien, que estas mucha lengua y luego ná, y así, escritos a escondidas de las amigas y con una birria de pene por corona. Precioso todo. Muy del Vogue que te compras todos los meses.

Pues mira, nena, si de verdad crees que es tu última oportunidad y eso te preocupa porque estás segura de que tienes que aprovecharla, hazlo con alguien con quien hace tiempo te apetezca, con la misma alevosía pero con cierto control de daños, y con la complicidad de que pasa y pasa una sola vez. Tíratelo bien, a fondo, dos días sin parar y en un sitio precioso, porque que sepas que lo que te vas a encontrar en los bares es lo peor de lo más plano, y los tipos que se lanzan a por una que sale con todas las señales de que está de caza no son de los que se andan con interés en que te sientas realizada. Pin pan, pin pan, a lo suyo, linda. Garantía de desastre. Claro que eso te va a venir de perlas, apreciarás muchísimo a tu amorcito cuando le tengas entre tus brazos, con toda tu vergüencita. Eso sí, a él es probable que le vaya mejor, que una mujer es siempre una mujer incluso de despedida de soltera, verdad? Claro que tampoco te va a decir nada, mi vida, que sólo nos emborrachamos y no veas qué mal todo.

Eso sí, si decides tirarte al ruedo y echarte a las calles con las más locas de tus amigas y con tu vestidito, arregladita, a probar y a sembrar a ver si te llevas al cuerpo la última experiencia de biodiversidad de tu vida ¿en serio es necesario que estropees lo mona que tú eres con la diadema genital? Pues, créeme que tendrás más y mejores oportunidades si sales con algo en la cabeza tan sencillo como un poco más de predisposición de lo normal y te dejas llevar por lo que de verdad te apetezca, si surge.

+

Imágenes de la colección de otoño-invierno de Agent Provocateur 2014.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

Lluvia.+

Lluvia.

Érase una vez la historia de un poema que le recordaba la importancia de aceptar aquello que no puedes cambiar, como la lluvia, y disfrutar de todo lo que puedes vivir... + ver

Utopía.+

Utopía.

Érase una vez la historia de Giorgino, un ratón liante que logró convencer de una utopía a un par de jóvenes ratones coloraos, Myjailo y Adelaida ¿cómo ocurrió? te lo contamos a continuación... + ver

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.