Vídeos

cerrar

“Víspera nº 5”. Sergei Rachmaninov. Vídeo, letra e información.

Nunc dimittis, quinto movimiento de Las Vísperas de Rachmaninov que fue cantado en su propio funeral.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Las Vísperas Opus 37, es una composición coral a cappella de Sergéi Rajmáninov. Escrita y estrenada en 1915, consiste en la representación de textos tomados de la celebración rusa ortodoxa de la Misa de Vísperas, aunque en realidad sólo los seis primeros de los quince se corresponde con textos de las vísperas según la hora canónica de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

Entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX sucedió un renacimiento de la música coral rusa hasta entonces influenciada por la alemana. Entre los compositores que entonces de dedicaron a potenciar este renacimiento se encontraba Rachmaninov, hombre que, por otra parte, no era especialmente religioso. No obstante, la Revolución Rusa de 1917 provocó la prohibición de componer cualquier música religiosa y la interpretación pasó a manos de los llamados coros del pueblo.

Las Vísperas de Rachmaninov es considerada el mayor logro del compositor, tanto que el quinto movimiento fue cantado en su propio funeral. Se trata del Nunc dimittis o El Canto de Simeón, un cántico del Evangelio de Lucas y uno de los tres cánticos evangélicos junto al Benedictus o Canto de Zacarías y El Magnificat o Cántico de María.

Interpretado por el Coro de Cámara de Moscú dirigido por Georges Gachot su letra dice:

Latín
Nunc dimittis servum tuum, Domine, secundum verbum tuum in pace:
Quia viderunt oculi mei salutare tuum
Quod parasti ante faciem omnium populorum:
Lumen ad revelationem gentium, et gloriam plebis tuae Israel.

Español
Ahora, Señor, puedes, según tu palabra, dejar que tu siervo se vaya en paz;
porque han visto mis ojos tu salvación,
la que has preparado a la vista de todos los pueblos,
luz para iluminar a los gentiles
y gloria de tu pueblo Israel.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

The Music

Buenas canciones que te sacudan la monotonía. Algunas ya las habrás oído, otras serán nuevas. Ójala que con todas toquemos tu corazón.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.