Pacopepe Gil

Pacopepe Gil

Hay quien dice que tengo la cabeza tan llena de música que ya no me cabe nada más. Es probable. Desde el día que mi madre - una moderna- me regaló un doble Lp que recopilaba algunos de los mejores temas del rock and roll clásico, mi cerebro se ha dedicado a amontonar canciones, nombres, estilos, portadas, músicos, conciertos... Y eso, después de tantos años, ocupa mucho sitio. Pero, además del dato que para los maniáticos es muy trabajoso, lo que la música siempre me ha ofrecido y me sigue ofreciendo hoy en día, es una enorme fuente de emociones. Cada canción bonita (sin entrar a definir lo que para mí eso significa musicalmente) me estruja el corazón, me hace sentir completamente vivo, inconscientemente vivo. Con el tiempo he perdido capacidad de sorpresa pero ni un ápice de esa sensación. Y me encanta compartir eso, ya sea a través de mi programa Plástico Elástico, en la radio o en la web, o escribiendo sobre viejas historias de nuevos grupos y nuevas historias sobre artistas más o menos clásicos. La música es una parte importante de mi vida. Y contarlo es otra.

Rodar

Decoración

Restaurantes

Collections

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.