Vídeos

cerrar

Yo te abrazo Rodelinda, reina de los Lombardos.

Rodelinda fue la ópera que inauguró el renacer de Handel en la década de 1920, después de permanecer doscientos años olvidado.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Cuando la Primera Guerra Mundial terminó en noviembre de 1918, el Kaiser de Guillermo II abdicó del trono alemán y expulsado al exilio. Después de casi un año de inestabilidad, en julio del año siguiente los alemanes votaron la constitución con la que quedaría inaugurada la República de Weimar. La confianza de los artistas alemanes en un brillante futuro quedaba ensombrecida por la fuerte desconfianza que provocaba un pasado reciente en el que el post-romanticismo y el expresionismo había servido de símbolos del antiguo imperio de Guillermo. Muchos años antes, concretamente el 20 de enero de 1725, Haendel terminó la nueva ópera que estaba preparando para el King’s Theatre de Haymarket, Rodelinda, regina de’Longobardi.

Rodelinda era la séptima ópera que preparaba para la Royal Academy of Music londinense, la compañía que un grupo de aristócratas adinerados fundaron en 1719 para asegurarse el suministro de óperas serias, aquellas que reúnen y terminan por resolver los conflictos entre amor, deber y honor.

El argumento de Rodelinda está basado en la Historia gentis Langobardorum, texto histórico escrito por el monje benedictino e historiador de los lombardos Pablo el Diácono. El libreto, que narra hechos acaecidos en la Lombardía del siglo VII, es de Nicola Haym –libretista de Giulio Cesare y Tamerlano, las dos óperas anteriores escritas por Handel, tomado a su vez de un libreto anterior de Antonio Salvi que toma como fuente original la tragedia Petharite, roi des Lombards del dramaturgo francés Pierre Corneille. La historia narra una historia de fidelidad conyugal, la de la esposa Rodelinda al marido Bertarido al que cree muerto.

Handel dominaba la escena londinense con su fábrica de óperas de producción en cadena para la que no bastaba su talento. También contaba con los mejores sastres y artesanos, decoradores y tramoyistas, y un cuerpo de cantantes muy bien seleccionados, los mejores. Entre ellos se encontraba Francesca Cuzzoni –que había llegado procedente de Italia y debutado en la Royal en 1722 con Ottone, y que protagonizaría, broncas aparte con la Bordoni, todas las óperas de Handel hasta mediados de 1728. Pero sobre todos los actores sobresalía Francesco Bernardi, el famoso Senesino, uno de los pocos castrati que hacía sombra al mismísimo Farinelli. Como venía siendo costumbre en todos los estrenos operísticos de Handel en Londres, también Rodelinda fue un gran éxito. Se mantuvo en cartel durante catorce representaciones, se repuso al año siguiente y fue objeto de reestreno en 1731.

Aquella desconfianza de la que hablaba al principio, llevó a los alemanes a la búsqueda de un pasado en el que encontrar héroes espiritualmente intactos, figuras nacionales no contaminadas por el romanticismo burgués ni por los estragos y la vergüenza ocasionados por una guerra perdida. El 26 de junio de 1920, Oskar Hagen, profesor de Historia del Arte en la Universidad de Göttingen, dirigió el festival en el que volvió a sonar por primera vez en el siglo XX la música de una ópera de Handel, Rodelinda. Lo hacía después de 200 años en los que el compositor había desaparecido por completo de la conciencia musical de los alemanes.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

The Music

Buenas canciones que te sacudan la monotonía. Algunas ya las habrás oído, otras serán nuevas. Ójala que con todas toquemos tu corazón.

Flamaradas comparte un tercer adelanto de su nuevo álbum.+

Flamaradas comparte un tercer adelanto de su nuevo álbum.

La banda catalana Flamaradas anuncia que su disco saldrá en octubre.Tras compartir dos sencillos titulados "Farolillo (De Las Vidas Breves)" y "Perro Rojo", nos llega ahora un nuevo tema de Flamaradas, "El Rumor Eterno De La Autopista". Los tres singles sirven de adelanto a su próximo trabajo que se editará definitivamente después del verano tras el impass provocado por la pandemia. Si “Farolillo (De Las Vidas Breves)” era un tema donde las referencias a la música tradicional española o al rock andaluz de los años 70 se mezclaban con psicodelia o el rock independiente más actual, y en "Perro Rojo" la banda de Sant Joan Despí nos mostraba su cara más sencilla y delicada, en este nuevo sencillo sus sonidos orgánicos, ritmos sosegados y letras sugerentes nos acercan a un mundo propio del autor: los límites de la ciudad y la gente que los habita. Donde los edificios y las autopistas conviven y los ruidos mecánicos son parte del paisaje, Daniel Flamaradas nos canta su experiencia con unos adolescentes de periferia, que en su acelerado paso a la edad adulta, sienten un profundo desprecio por el futuro. Conscientes de que no lo tienen, ejercen la disidencia como único acto de rebeldía posible. La producción del álbum ha corrido a cargo de Cristian Pallejà y Ferran Resines y la grabación se ha realizado en Caballo Grande, en Barcelona. “El Rumor Eterno De La Autopista” no solo es el tercer single del próximo disco de Flamaradas sino que además abre un enorme horizonte de expectativas ante un trabajo que promete redescubrir a una banda con una larga trayectoria y una propuesta musical cada vez más interesante. Flamaradas nació como el proyecto personal de Daniel Magallón, cuando, tras una dilatada carrera como guitarrista de rock alternativo, decidió establecerse en solitario y dar rienda suelta al amasijo de músicas que le hierven en la cabeza. En 2012 saóa su primer disco, “Cancionero Saturnino”, tres años más tarde el segundo, “Pasaje Entre Las Cañas” en 2015. Ya en 2017, un momento bastante prolífico, salieron a la luz el mini LP “Flamaradas A Prat” y el tercer larga duracion con el título homónimo “Flamaradas”. Durante todo este tiempo ha ido aglutinando a su alrededor una serie de músicos excelentes con los que en la actualidad forman una vigorosa banda con un repertorio sólido y un directo solvente. La música de Flamaradas es difícil de catalogar, pues bebe de muchas y variadas fuentes: desde la música popular hasta el rock minimalista, pasando por el folclore americano (del norte y del sur), el rock progresivo andaluz o la psicodelia. Algunos la han definido como un punto medio entre Paco Ibáñez y Nick Cave, mientras que otro crítico situaba su voz entre Atahualpa Yupanqui y Alan Vega. Tan importante como la música o el estilo vocal son las letras de Flamaradas, que se mueven entre el surrealismo y lo cotidiano, creando un mundo onírico y muy personal que en ocasiones pueden remitir a músicos y poetas como Kiko Veneno, Federico García Lorca o Dylan Thomas. Daniel Magallón empezó en la música a mediados de los años noventa cuando, junto a otros tres estudiantes de Bellas Artes, montó la banda de punk-dadaísta Joder Around. Ya en el nuevo milenio, formó el grupo Silvia Coral y los Arrecifes, que editaban para Producciones Doradas, discográfica de la que fue socio fundador junto a Daniel Granados y Joe Crepúsculo, y en la que trabajó durante sus primeros años. La formación también desaparece tras cinco años de actividad y es en ese momento fue cuando Daniel decidió emprender su camino en solitario bajo el nombre de Flamaradas. + ver

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.