Lorenzo Silva. Lejos del corazón. Y tan cerca del alma.

Bevilacqua, Chamorro y el resto del equipo de la UCO viajan hasta Cádiz. Algeciras, La Línea y Gibraltar son los escenarios de Lejos del corazón, la undécima entrega de la saga.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

No ha tardado mucho esta vez Lorenzo Silva en sorprender a sus asiduos (entre los que me encuentro) con un nuevo caso de los dos picoletos más entrañables de la literatura policial patria. Tras una intensa investigación en Afganistán y una inquietante incursión en mundo del bulling, el subteniente Bevilacqua, la sargento Chamorro y el resto del equipo de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) viajan hasta Cádiz. Algeciras, La Línea y Gibraltar son los escenarios de Lejos del corazón, la decimoprimera entrega de la saga.

En esa lengua de agua en conflicto permanente que es la zona del Estrecho, desaparece un joven y prometedor ingeniero informático. Se trata de un secuestro chungo: su familia ha pagado un jugoso rescate, pero Crístofer González no regresa. A Vila no le huele bien. A los demás tampoco. La historia apesta a negocios oscuros, dinero negro y gentuza acostumbrada a chapotear en el fango. Pero como Silva no pierde de vista la actualidad, el mejunje de narcolanchas, patrulleras y tráfico de tabaco, cocaína y hachís, se complica con redes de cibercrimen, hackers, bitcoins y estafas digitales.

La sociedad, la delincuencia, la tecnología, probablemente también las prioridades éticas, poco tienen que ver con aquel 1998 que vio nacer sobre el papel a los dos investigadores de la Guardia Civil. Tampoco ellos se han librado del paso del tiempo. Desde sus primeros pasos en El lejano país de los estanques hasta Lejos del corazón han transcurrido veinte años —se dice pronto—. Y eso pesa.

Al igual que el contexto social, ambos han cambiado, han crecido, se han hecho mayores. Más Rubén que Vir. A él, con más que pasado que futuro, le pesa el primero. Demasiado, creo yo. Que no está tan mal el subteniente, vaya. Y estaría aún mejor sino le diera tantas vueltas a los años. No es que eche de menos aquél sargento escarmentado por sus años en Guipúzcoa o a aquel poeta malote que se bebía a morro las pasiones en la Gomera. Aunque igual sí. Tampoco yo soy la misma que descubrió a la pareja allá por el 2012 con la Estrategia del agua y que se zampó después y en perfecto desorden el resto de la saga. Pero parece que no se entera Vila de cómo nos gusta a algunas ese código ético suyo tan inquebrantable, ese sentido del deber y, por encima de todo, ese romanticismo vintage salpicado de poesía, pelis raras y música para una maratón de nostalgia.

Virginia Chamorro también lleva lo suyo en la mochila. Hace tiempo que dejó atrás a la veinteañera inexperta, recién salida de la academia. Sin embargo conserva su espíritu sereno y comparte con su jefe ciertas dosis de melancolía que en ciertos momentos provocan cortocircuitos difíciles de controlar. Son muchos años mano a mano, muchas misiones amargas, muchas confidencias en la intimidad. Eso también pesa. Ahí lo dejo. Como lo deja el autor, tal vez sobrevolando su próxima novela. “La vida, Vir. Siempre en la rosa sola, nunca en los miles…”.

Aparte de los buenos habituales, los nuevos malos, la furia del levante sureño, la ironía, el sentido del humor, la perspicacia, la crítica y “las consecuencias de tener una sociedad prendida con alfileres y el principio de autoridad comprometido por una realidad que vive a diario al margen de la ley”, los reencuentros juegan un papel importante en esta última aventura de datos ciegos, bancos clandestinos y contraseñas encriptadas.

En este punto de una trama sólida, repleta de los brillantes diálogos a los que nos tiene acostumbrados Lorenzo Silva, emerge Leandro Álamo. El tipo duro, curtido en el País Vasco en los tiempos del plomo etarra. Allí se la jugaban cada día él y Vila, cuando eran unos guardias casi recién estrenados. Y en Cádiz, dos décadas después, la adrenalina, el carácter indomable del ahora capitán tarifeño también sacude los cimientos del pasado, no la camaradería forjada en la lucha contra el terror ni la amistad severa consolidada en alguna que otra ensalada de tiros.

+

Lejos del corazónLorenzo Silva. Fecha de publicación: 24/05/2018. ISBN: 978-84-233-5390-3

NULL

Más información Lorenzo SilvaPlaneta de Libros

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Moda de Interior

No corta el mar sino vuela

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

Censura.+

Censura.

Érase una vez una tarde de domingo de invierno y frío, de lana, conversaciones, ideas, censura y liberdad; una de esas tardes en las que las cosas demuestran no ser siempre tan simples como parecen. + ver

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.