El año.

Empezó el año que no empezaba. El 2011 que acaba ha sido una duda.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Empezó el año que no empezaba. El 2011 que acaba ha sido una duda. Lo son todos los años, como los días, como las noches, como el minuto próximo, como nosotros. Todo futuro es, mas allá de los sueños, de los deseos, duda, pero este, este año ya venía siendo desde el verano anterior una duda.

En la misma mesa camilla de casa de mi madre, en Sevilla, en que escribo estas letras, las navidades pasadas andaba medio náufrago de decisiones ajenas, de la apatía del ambiente laboral del que escapaba, de la falta de profundidad de campo. Pasó Enero y seguí caminando los mismos pasos decididos y llegó finales de febrero y logré la libertad para tomarme largo tiempo de descanso, que ya era hora, que desde que recuerdo no he hecho más que dejarme la vida en cada proyecto, encadenándolos.  Y estaba decidido. Y ahí estaban las ideas para no dejarme.

Así el 18 de marzo publicamos el primer review de loff.it, de esta idea, este proyecto que me rondaba y parecía destinado a ser parido, con Alicia. Y según salimos, las visitas empezaron a crecer, el número de usuarios único era significativo para un site desconocido, nuevo y sin apoyos y nos sorprendía todo, así que empezamos a adelantar empeño. Y vino en mayo el apoyo de Melchor con un cariñoso artículo que nunca he sabido agradecerle lo suficiente y con él Pedro el primero de los colaboradores, aunque ya estaban gestando otros.

Y a Pedro, campeón por todos los costados, le han ido siguiendo un Pau discreto en su doble vida y siempre ahí, nuestra pequeña y admirable Marta Combarros, estudiándose dos carreras y diez, quince reviews todos los meses, Fátima de los Reyes, tan fenomenal como de la familia, que entre estudiar y trabajar aún encuentra huecos para sus reviews, Jaime, disciplinado y puntual, midiéndose entre sus dos trabajos, su hijo y las complicaciones varias de la vida para no dejar nunca de ser parte, Jorge, con sus colaboraciones constantes, puntuales, geniales e interesantes como él mismo, Ana, a la que adoramos, que además de con sus reviews nos enriquece con esos Oops que son el Read&Blues de los sábados y el Art the moment que comparte los jueves con Ángela, licenciada en historia del arte que se incorporó a principios de septiembre, mucho después de que Berta empezara a llenarnos los domingos de café con el relato que primero era parte del Mosaic y hoy tiene la identidad propia de The Sunday Tale al que acompaña siempre parte de la banda sonora que día a día construye para loff.it el incomparable conocimiento de Iñaki, en un magnífico esfuerzo del que sólo un tipo de Irún como él sería capaz. Y así también la suma de las colaboraciones, de la imparable Rebeca, de mi querida e irrepetible Trykita, del talento creativo de Rocío (a la que conoceréis más este próximo año), Adrián, nuestra última y valiosísima incorporación… y Lili, que nos tiene enganchados a la noche de los viernes y los sábados con su Hot&Spicy. Y cómo no, las colaboraciones que fueron de Pedro Madera, al que las experiencia en loff.it lanzó a su GPS de madera y de Marta Montoro, que nos ayudó en el primer empujoncito de todo esto. Todos y cada uno de ellos están llenos de talento y son, como ya os he dicho, excepcionales en muchos sentidos.

A la vuelta del verano ya éramos unos cuantos. A la vuelta del verano Alicia, que le dio a loff.it una andadura, tuvo que dejar el proyecto por cuestiones personales. Y lo lamentamos todos. Y en ese momento se suma al proyecto alguien que hoy es realmente importante para que todo esto siga avanzando: Marta López. Talento, encanto y creatividad, su capacidad de trabajo y su valía la pone a mi lado, frente a todo esto que hace tiempo dejó de ser un pequeño proyecto para ser una gran realidad.

Y con ella llegó el momento de dar otro paso y a Berta, que se ha procurado una increíble formación personal de marketing, le confiamos la elaboración y puesta en marcha de un plan de marketing que nos permita llegar cada día a más gente. Y como a todo el que sabe y se le da una oportunidad, nos pone sobre la mesa ese plan de marketing, uno como yo no he visto jamás en la vida y que intentamos poner en marcha en la medida de nuestras medidas (véase el inenarrable trabajo en las redes que entre Berta y Marta hacen cada día). Y decidimos incorporarla al grupo de trabajo que es hoy de algún modo una directiva dispuesta a poner en marcha este mismo enero un montón de ideas y proyectos, con más colaboradores, colaboraciones especializadas en temas concretos y algunas aventuras interesantes y divertidas y algunos cambios sustanciales en el modo en que construimos cada día la información que os servimos.

Y entre todo esto, me incorporo a una de las mejores agencias de Social Marketing que conozco, 4one. Una pequeña agencia llena de talento, de gente con ganas e ilusión, de la mano de Alberto y Pablo, dos amigos a los que tengo entre los más mejores del sector, porque les conozco. Y con ellos y junto a ellos, un montón de proyectos en marcha que verán luz en el comienzo de 2012. Y Miguel y nuestras cosas. Y Manolo. Y una ya multitud de ideas y proyectos que empiezan a agobiar mis libretas.

El 2012 no comienza con dudas. No. Este no. Porque no me cabe duda de que va a ser un año de mucho trabajar, de mucho luchar, de mucho esfuerzo, pero tampoco de que será un año de grandes cambios, de grandes momentos, de gran intensidad. El fin de un ciclo, el principio de otro infinitamente mejor. Y sobre todo, sobre todo, será el año loff.it. Lo será sin duda.

Life looks good.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.