Juan Medina

Admirador de Boris Vian y de la buena vida -aunque no tanto como para declararse snob como el polifacético artista- es también amante de los anagramas y admira el juego que llevó al francés a firmar algunos de sus escritos como Bisón Raví jugando con las letras de su nombre original, lo que le llevó a firmar algunas de sus primeras crónicas en estas páginas con el alias de Jaime Dunna

Todos los artículos de Juan Medina

Moda de Interior

No corta el mar sino vuela

En Portada