Juan Medina

Admirador de Boris Vian y de la buena vida -aunque no tanto como para declararse snob como el polifacético artista- es también amante de los anagramas y admira el juego que llevó al francés a firmar algunos de sus escritos como Bisón Raví jugando con las letras de su nombre original, lo que le llevó a firmar algunas de sus primeras crónicas en estas páginas con el alias de Jaime Dunna

Todos los artículos de Juan Medina

En Portada