Hortensio se muda al Hotel Gran Meliá Fénix.

Hortensio estrena cocina y sala además de renovar su carta.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Tras seis ricos años en el barrio de Chamberí Hortensio se muda al Hotel Meliá Gran Fénix, junto a la plaza de Colón ¿motivos? se resumen en uno: crecer; la sala con la que cuenta ahora Hortensio es mayor y su carta también crece porque mantiene los clásicos de este importante restaurante de alta cocina y cocina creativa y fusión pero sorprende también con nuevas creaciones.

Del bello y acogedor interiorismo del nuevo Hortensio hay que echar la culpa al arquitecto Juan Pablo Domínguez, él es quien ha diseñado el nuevo espacio con su barra circular de bienvenida, su reservado y su amplio comedor tan sobrio, elegante y atemporal como ha sido y es este restaurante en cuyo interiorismo mandan los tonos naturales y la propia naturaleza.

En cuanto a la propuesta gastronómica la culpa de la magnífica carta de Hortensio era y es de Mario Vallés, un chef de origen latinoamericano y hecho profesionalmente en Francia y en España, que hace de esa mezcla de lugares y tradiciones gastronómicas una carta de alta cocina única y excepcional. Y ahí vamos, a la carta, al mesa, al plato.

Entre los entrantes destaca como novedad el buey de mar preparado con aguacate, rocoto y salsa de coral; también el foie fresco con guayaba; una vez que hemos entrado nos vamos al mar y aquí manda uno de esos platos que nadie que reserve mesa en Hortensio está dispuesto a perderse, el salmonete con pisto marino que se presenta ahora en dos salsas; claro que en el mar también hay novedades como el salmón label rouge con salsa de acedera. ¿Y para los amantes de la carne? para ellos el pichón Mont Royal o la molleja de ternera con puré de topinambur salvo que prefieras el jarrete con cebollitas francesas y verduras.

El menú de Hortensio marida siempre y lo hace con una bodega renovada  que cuenta con más de 100 referencias tanto nacionales como internacionales, con vinos blancos y tintos, champagnes, cavas y vinos dulces.

¡Ay el postre! el limón con ganaché cítrica y confitura de bergamoto es una delicia como también lo es el chocolate con naranja borracha y por supuesto la selección de quesos además de los helados artesanales de frutos rojos, haba tonka, yuzu o lulo entre otros sabores sorprendentes.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.