Cómo cocinar unos Fusilli con espinacas, espárragos y la picante guindilla. Receta paso a paso.

Cremosos, suaves y con un fascinante toque picante. Una magnífica receta para este fin de semana.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Hoy vamos a preparar un plato de pasta (fusilli) –un pecado venial que nos encanta del primero al último de sus carbohidratos– y lo vamos a enriquecer con una sabrosa mezcla de verduras con nata fresca y un sugerente punto picante en boca que podrás ajustar al gusto, a tu gusto.

Hablar de pasta es hacerlo de Italia, referente mundial para este ingrediente, más desde que sabemos que no la cocinan desde que Marco Polo volvió de China con ella en las bodegas de su barco sino que los italianos la degustaban ya un siglo antes de que el célebre explorador descubriera que también los chinos la incluían en su menú.

Seguro que te gusta la pasta tanto como a nosotros aunque probablemente sea con salsa carbonara o boloñesa como sueles prepararla en caliente o en ensalada si optas por un plato frío, hoy vamos a descubrirte un nuevo mundo de notas sápidas que te encantará del primero al último de estos fusilli, los clásicos ‘tornillos’ de pasta.

¿Por qué fusilli? por su forma, todas y cada una de las curvas de esta pasta recogen mejor que otras lisas la salsa que enriquecerá tu plato de pasta y verduras; lo primero será cocer los fusilli -no olvides añadir una hoja de laurel y agua abundante- y reservarlos mientras salteas las verduras. A continuación te contamos paso a paso como hacerlo para seducir por la boca -con pasta y verduras- a quienes se sienten a tu mesa este fin de semana.

¿Te hemos convencido ya de lo interesante que es esta receta? seguro que sí… y eso que todavía no hemos hecho mención de la cantidad de nutrientes que regalarás a tu cuerpo en cada bocado tanto por parte de los fusilli como de las verduras y la nata que los acompañan -hierro, calcio, vitaminas, ácido fólico…- y no olvides las propiedades del picante, un aliado excepcional para los metabolismos lentos.

Receta: Fusilli con espinacas, espárragos y la picante guindilla.

  • 1 / 9

    Ingredientes para 4 personas:

    400 gramos de fusilli, 10 espárragos verdes, 3 chalotas, 15 hojas de espinacas con su tallo, 1 guindilla roja fresca, 8 tomates cherry, 150 gramos de crema de nata fresca, 100 ml de leche evaporada, 1 hoja de laurel, aceite de oliva, sal y pimienta.

  • 2 / 9

    Ponemos abundante agua a hervir en una cazuela y la perfumamos con una hoja de laurel. Cuando esté en el punto más alto de ebullición añadimos los fusilli y dejamos que bailen dentro del agua hasta conseguir un punto al dente.

  • 3 / 9

    Escurrimos el agua y reservamos

  • 4 / 9

    Ponemos a calentar un par de cucharadas generosas de aceite de oliva en una sartén y salteamos las chalotas con los espárragos.

  • 5 / 9

    Cortamos las espinacas incluidos los tallos.

  • 6 / 9

    Las añadimos a la sartén junto al pimiento rojo picante cortado en rodajas. Si no sois muy amantes del picante podéis restarle fuerza retirando los nervios y semillas de su interior que es donde se encuentra gran parte de su fuerza.

    Sazonar al gusto y cocinar todo junto durante 3 o 4 minutos.

  • 7 / 9

    Ahora la crema de nata fresca junto a la leche evaporada y remover hasta integrar.

  • 8 / 9

    Incorporar los fusilli y mantener en el fuego mezclando suavemente un par de minutos más.

  • 9 / 9

    Añade unos tomates cherry partidos en dos y un toque personal de pimienta.

Los ingredientes

  1. Ingredientes para 4 personas
  2. 400 gramos de fusilli
  3. 10 espárragos verdes
  4. 3 chalotas
  5. 15 hojas de espinacas con su tallo
  6. 1 guindilla roja fresca
  7. 8 tomates cherry
  8. 150 gramos de crema de nata fresca
  9. 100 ml de leche evaporada
  10. 1 hoja de laurel
  11. aceite de oliva
  12. sal
  13. pimienta.
  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.