La biografía gastronómica y las recetas de un genio vegetariano Una cena con Leonardo Da Vinci.

Eva Celada descubre en 'En la mesa con Leonardo da Vinci' el lado gastronómico del artista, sus gustos culinarios, sus recetas y consejos para una alimentación sana.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Que Leonardo Da Vinci fue el genio del Renacimiento italiano hace tiempo que ya no es noticia. Como tampoco lo es su inteligencia extrema, su versatilidad artística, su talento, su sagacidad, su necesidad de investigar y comprender todo lo que le rodeaba. Da Vinci era un hombre culto, conocía la ciencia grecolatina, el pensamiento del mundo antiguo, los entresijos de las artes plásticas de sus predecesores, las matemáticas, las letras, la filosofía, la anatomía y la botánica. Contribuyó con sus experiencias e investigaciones al desarrollo de todos los campos de las ciencias y las artes.

Además de esto, resultó ser también un adepto a la gastronomía, a la dieta vegetariana y a la alta cocina, que comenzó a saborear como encargado de los fogones de la taberna florentina Los tres caracoles. Más tarde, demostró sus habilidades culinarias organizando los banquetes en la corte milanesa de Ludovico el Moro. Y no sólo. Su cerebro inquieto ideó los artilugios gastronómicos más sofisticados de la época para facilitar el trabajo en la cocina: prensador de ajos, rebanadora de pan accionada por aire, sacacorchos para zurdos…

El maestro Da Vinci tenía la costumbre de anotar a mano sus investigaciones y tratados de mecánica y pintura, sus ensayos anatómicos, astronómicos y sobre sus artilugios voladores. Páginas y páginas encuadernadas, diarios, hojas sueltas y dibujos —muchos perdidos o traspapelados—, la mayoría recopilados tras su muerte en diversos Códices dan buena cuenta de la actividad intelectual de Leonardo.

Por fortuna, el Códice Atlántico conserva hoy todo el refinamiento culinario del artista: sus rutinas y preferencias gastronómicas, sus experimentos y menús, sus recetas y ensayos, su faceta como productor de aceite, bodeguero y experto en vinos. Incluso listas de la compra de alimentos y detalles sobre su cocinera, Mathurine, figuran entre las páginas que la periodista Eva Celada ha tomado como fuente del libro En la mesa con Leonardo.

El libro, con imágenes de Javier Peña, está estructurado en diecinueve capítulos que describen sus inclinaciones culinarias, su predilección por las legumbres, frutas, verduras, cereales, frutos secos y anguilas. También el pan, el vino, el aceite de oliva, los huevos y las especias forman parte del elenco cocina renacentista del artista florentino. Desde su alimentación durante la infancia en la Toscana rural, sus tendencias vegetarianas y su amor por la naturaleza hasta su pasión por el vino y estudios sobre técnicas de vinificación constituyen una declaración de principios sobre la alimentación sana y la ética medioambiental. “Si el hombre puede vivir con alimentos simples, ¿por qué tiene que matar?”.

En la mesa con Leonardo incluye 40 recetas originales adaptadas a la actualidad por cocineros de la talla de Rodrigo de la Calle, Mario Sandoval y Luca Gatti (chef de la Embajada de Italia en Madrid), además de una doble página con los alimentos que tomaron Jesucristo y sus apóstoles durante la Última cena. Apiñados alrededor del maestro, los doce se afanan ante un menú a base de panecillos, puré de nabos, rodajas de anguila, más el vino servido en el Santo Grial. La autora ha enriquecido el texto con entrevistas personales a varios de los expertos en su figura.

Nacida en Palencia, periodista y escritora, gourmet y gourmande, Eva Celada ha escrito más de una veintena de libros sobre gastronomía y obtenido por ellos varios premios Gourmand. Dirige, desde hace más de una década, la revista gastronómica digital Con mucha gula y participa en diversas conferencias, mesas redondas y como jurado en premios y certámenes enogastronómicos.

Más información En la mesa con Leonardo da VinciLeer un fragmento

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

Lluvia.+

Lluvia.

Érase una vez la historia de un poema que le recordaba la importancia de aceptar aquello que no puedes cambiar, como la lluvia, y disfrutar de todo lo que puedes vivir... + ver

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.