Taschen celebra el centenario de la Bauhaus recordando a sus mujeres.

Con motivo del centenario de la Bauhaus, este libro celebra la fundación de un movimiento pionero con un reconocimiento a sus figuras más infravaloradas.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Era 1919. Acababa de nacer la República de Weimar tras la derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial. En plena reconstrucción del país y el desarrollo de un nuevo régimen político, los nuevos movimientos artísticos germanos bullen. Se revuelven para salir del hoyo de la guerra. En este contexto de resurrección, los creadores de la época aspiran a reconciliar todas las artes y artesanías en una nueva arquitectura. Ese era el planteamiento de Walter Gropius, fundador oficial de la Bauhaus.

La Bauhaus (Casa de la Construcción) fue el resultado de la unión de las dos escuelas artísticas de Weimar: la Superior de Artes Plásticas y la de Artes y Oficios. Bajo el lema del arquitecto americano Sullivan, la forma sigue a la función, este nuevo movimiento artístico grupal adopta el funcionalismo como eje. En torno a él se desarrolla una creatividad que une la estética, la utilidad, el diseño y la función y aprovecha las ventajas de la mecanización industrial.

La escuela bauhausiana atrajo a sus filas a numerosos aristas alemanes y de otros países. Sin embargo, la sociedad no estaba por la labor de admitir este movimiento como arte. Recibió muchas críticas por parte de los políticos extremistas y costó bastante aplicar el concepto de la funcionalidad. Son muchos los nombres masculinos que han pasado a la historia como representantes de la Bauhaus: Kandisnky, Paul Klee, Walter Gropius, László Moholy-Nagy, Itten, Lyonel Feininger, Mies van der Rohe…

Al contrario que los femeninos. Las mujeres artistas de la época tuvieron que luchar, en primer lugar, para ser admitidas en la escuela con los mismos derechos y categorías que sus compañeros hombres. Las “artes mayores” —arquitectura, pintura y escultura— estaban reservadas exclusivamente al género masculino, mientras que para ellas se disponían otras disciplinas “menos físicas”. Pero muchas no estaban dispuestas a tragarse la bola. Entre ellas Lilly Reich, colaboradora de Mies van der Rohe durante más de una década, participó en varios trabajos del arquitecto y fue profesora y directora de taller en la escuela. Al igual que Gunta Stölzl, Anni Albers, Otti Berger o Karla Grosch.

En la década de 1920, la expresión chicas de la Bauhaus mostraba una admiración tácita hacia las mujeres jóvenes y valientes que eludieron los roles de género tradicionales para construir un futuro diferente y creativo. Entre ellas figuran Marianne Brandt, la primera mujer admitida en el programa de metalistería de la Bauhaus cuyos diseños todavía comercializa Alessi. Gertrud Arndt, a quien la universidad intentó disuadir de estudiar arquitectura pero brilló como fotógrafa y diseñadora de alfombras. O Lucia Moholy, que tomó fotografías emblemáticas de los edificios de la Bauhaus pero pasó el resto de su vida intentando recuperar los negativos que le fueron ocultados.

Con motivo del centenario de la Bauhaus, la editorial TASCHEN publica un volumen especial que no sólo celebra la creación de esta escuela de arte y diseño pionera, sino que rescata a sus figuras más infravaloradas.

Bauhausmadëls, Las chicas de la Bauhaus, presenta a 87 artistas y artesanas a través de textos y retratos fotográficos, muchos de ellos inéditos hasta ahora. Recientes descubrimientos en los archivos recuperan las biografías de los talentos más conocidos. La extensa información biográfica subraya la lucha individual de cada artista, su persistencia frente a la adversidad. Un grupo de vanguardistas únicas cuyo legado abrió el camino a las generaciones futuras.

Además, este volumen rescata a otras artistas cuyos nombres, prácticamente olvidados, también representan las primeras luchas por la igualdad de género, mujeres que se negaron a seguir el camino marcado por la sociedad y sus familias.

+

Bauhausmädels. A Tribute to Pioneering Women Artists. Patrick Rössler. Encuadernado en tela, 17 x 24 cm, 480 páginas. ISBN 978-3-8365-6353-6
Edición plurilingüe: alemán, francés, inglés

Más información TASCHEN

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

Lumbrera.+

Lumbrera.

Érase una vez la historia de un lumbrera que, por obra y arte del sarcasmo y la ironía, acostumbraba a hacer deshonor a su nombre e iluminar muy poco (por no decir nada). + ver

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.