Cuando la intuición se convirtió en mi aliada.

La lluvia antes de caer… ¿Acaso existe algo tan evocador y tan sobrecogedor al mismo tiempo?

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

No recuerdo muy bien qué me indujo a comprar este libro. No fue la sinopsis, no. Demasiado sosa, muy alejada de la emoción y la profundidad que esconde la novela entre sus páginas. ¿El autor? Magnífico. Joven, mordaz y muy crítico con la sociedad y la clase política británica actual… Pero no, tampoco fue Jonathan Coe la clave de mi decisión. Lo que me llamó –a voces, además– fue el título, La lluvia antes de caer…, sí, eso fue. ¿Acaso existe algo tan evocador –pensaba mientras imaginaba un cielo plomizo, pesado, amenazante, con toda esa calma que precede a la tormenta– y tan sobrecogedor al mismo tiempo? Y ese deseo mío recurrente –¡que no llueva, que no llueva por Dios!– aunque contradictorio porque, a pesar de declararme fan incondicional de la luz y el sol abrasador, reconozco que en el fondo de mi ser (muy en el fondo) esa luz velada y opresora me fascina, me atrae irremediablemente, me arrastra sin piedad hacia el ojo de un huracán melancólico y furioso.

Y la intuición se convirtió en mi aliada.

El maestro del relato satírico, de los diálogos llenos de chispa y sentido del humor de El Club de los canallas o El círculo cerrado, había mutado convirtiéndose en el excelente narrador de una historia maravillosa, intimista, dulce, completamente distinta a las novelas a las que nos tenía acostumbrados. Una historia de mujeres –aunque no exclusivamente para mujeres– ambientada en la Inglaterra rural de los años 50. Una historia de madres e hijas y secretos familiares, de misterios e incógnitas, de amor, desamor, violentas pasiones y sentimientos contradictorios; una historia en ocasiones cruel, siempre deliciosa. Veinte fotografías ordenadas cronológicamente, unas cuantas cintas de cassette y una nota escrita por Rosamond son suficientes. Con estos tres elementos Jonathan Coe construye una trama misteriosa, tierna, delicada y con una impresionante carga emocional en la que el pasado, el destino y las imágenes van encajando sin brusquedades, como una lluvia incesante y silenciosa, como la lluvia antes de caer.

Ya sé que no existe. Por eso es mi favorita. Porque no hace falta que algo sea de verdad para hacerte feliz, ¿no?

+

Título: La lluvia antes de caer
Autor: Jonathan Coe
Editorial Anagrama
Traducción: Javier Lacruz
256 Páginas

Anagrama

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.