Megan Hess ilustra el universo Chanel: Coco Chanel, la revolución de la elegancia.

La historia de Coco Chanel está marcada por la creatividad, el estilo, el glamour, la fuerza, el entusiasmo y la determinación.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

La historia de Coco Chanel es apasionante de principio a fin. Desde su infancia compleja y dura en un orfanato religioso de Corrèze, hasta el éxito del imperio de moda y glamur que logró edificar, tres rasgos marcaron la trayectoria de su vida tanto personal como profesional: la fuerza, la determinación y la creatividad.

Ni siquiera el desamparo frenó su voluntad de renunciar al pasado, tal vez fuera la causa de su empuje aquella desoladora sensación infantil. Como una especie de Escarlata O’Hara a  la francesa, la imagino revolviéndose ante la miseria, prometiéndose a sí misma “no volver a pasar hambre”, rechazando de plano una existencia vacía, corriendo tras la libertad, la independencia. Sin embargo, la Abadía de Aubazine, donde vivió siete años casi eternos (y donde aprendió a coser), fue una de las fuentes de inspiración para sus creaciones: sobrias, sencillas, ascéticas.

Fue tan firme la decisión de Coco Chanel de abandonar para siempre sus orígenes que su vida, incluso hoy, está repleta de misterios y leyendas, algunas más escabrosas que otras. Rumores de todo tipo salpicaron su existencia desde que, a los 17 años, se marchó del orfanato para trabajar como dependienta en una mercería de Moulins: infidelidades (propias y ajenas), oportunismo, chismes de aventuras con un capitán de las SS, colaboracionismo… Lo cierto es que siempre tuvo fama de maquillar su pasado ocultando detalles significativos. Hay quien dice que llegó a pagar sus cuatro hermanos para que fingieran que no existían.

Si has nacido sin alas, no hagas nada por impedir que te crezcan.

El número 21 de la parisina rue Cambon fue la primera piedra sobre la que construyó su imperio. Antes ya había experimentado con los sombreros, la aristocracia y un par de aventuras sentimentales que le confirmaron lo que ya sabía por instinto: que “El lujo es una necesidad que empieza cuando acaba la necesidad” y que no estaba dispuesta a depender de nadie.

Coco Chanel nunca produjo colecciones prêt à-porter. Sin embargo, revolucionó este concepto y cambió para siempre la forma de vestir de las mujeres: trajes de chaqueta, pantalones masculinos y jerséis de lana, blusas marineras, faldas rectas; perlas, camelias, cadenas a la cintura y broches con la C entrelazada, el little black dress, bailarinas bicolor o los bolsos acolchados se han convertido en símbolo de la identidad de la creadora francesa, de su universo e iconos de la elegancia contemporánea.

Megan Hess ilustra para Lunwerg el universo Chanel, una fuente de fascinación e inspiración continúas para su creatividad como dibujante. La mujer, la marca y la leyenda llenan las páginas de Coco Chanel, la revolución de la elegancia. Un libro que no sólo refleja la vida de Gabrielle Chanel; se sumerge en el mundo mágico de la artista, sus diseños y su reino del lujo: House of Chanel.

Megan Hess lleva el dibujo en el ADN. Tras formarse en diseño gráfico, especializarse en dirección artística y trabajar para las principales revistas —Vogue, Harper’s Bazaar, Vanity Fair o Time— y agencias de diseño del mundo, ha ilustrado éxitos como Sexo en Nueva York, de Candace Bushnell. También encontramos el sello Hess en sus mejores clientes: Chanel, Dior, Tiffany & Co., Yves Saint Laurent, Vogue, Harper’s Bazaar, Cartier, Balmain, Montblanc, Wedgewood, Prada y los escaparates de Bergdorf Goodman en Nueva York.

+

Coco Chanel, la revolución de la elegancia. Megan Hess. Lunwerg. 2018. 17,95 €. A la venta desde el 30 de enero de 2018

Más información Lunwerg

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

Ceguera.+

Ceguera.

Érase una vez una historia de ceguera blanca que no dejaba invidentes los ojos sino la inteligencia, era terriblemente contagiosa y silenciosa y letal para la razón humana. + ver

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.