6 libros para leerse el mes de abril.

Este mes de abril no sólo os proponemos ensayo, novelas y crónicas periodísticas, también teatro en papel para digerir esta extraña primavera.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Marcado por el mito de la muerte casi simultánea de los dos grandes genios de la literatura universal y la leyenda de San Jorge, el mes de abril es uno de los más literarios del año. Poco importa que los expertos hayan desmontado la creencia de que Shakespeare y Cervantes muriesen aquel fatídico día del 1616. Tampoco el inca Garcilaso. Tras declararse por la UNESCO el 23 de abril como el Día Mundial del Libro, la tradición literaria catalana del libro y la rosa se ha extendido a casi todos los lugares del mundo y dado lugar a infinidad de eventos a lo largo de todo el mes.

Pasear por el Madrid de Galdós o apuntarse a los recorridos especiales de autores, rutas infantiles, teatrales… son algunas de las actividades que prepara la Comunidad de Madrid para celebrar La noche de los Libros. Una noche mágica, sin duda, previa al gran día del libro por excelencia, el 23 de abril. De forma paralela a este fiestón literario, La Casa Encendida celebra por novena vez el festival independiente Libros Mutantes.

Volviendo a los libros y al hilo de los recorridos teatrales, igual conviene recordar que el teatro también se escribe para ser leído. No es muy corriente, los sé. Sin embargo se trata de una experiencia muy enriquecedora. Sólo hay que probar para descubrirlo. En España, algunas editoriales especializadas en el género dramático se han empeñado en ponérnoslo muy fácil. Valientes, desde luego. Hay que echarle mucho valor para apostar por el teatro en un país donde casi nadie lee. Provocadoras, adalides de un género minoritario que van conseguir poner de moda. Eso espero, al menos. No son las únicas, pero sí buenos ejemplos Ediciones Antígona, Esperpento Ediciones, Editorial Acto Primero o Ediciones Invasoras.

Además del teatro en papel, este mes de abril os proponemos también crónicas periodísticas, ensayos y novelas para digerir esta extraña primavera. Seguro que ayudan.

  • La familia que no podía dormir. T. Max.
    1 / 6

    La familia que no podía dormir. T. Max.

    Hace ocho años, cuando Libros del K.O. era solo una locura transitoria sin visos de realizarse jamás, cayó en sus manos la edición en inglés de La familia que no podía dormir, un apasionante libro de periodismo científico recién publicado por Libros del K.O.

    El primer capítulo parece una novela de terror: una familia italiana sufre desde hace dos siglos una rara enfermedad hereditaria —insomnio fatal— que impide dormir a algunos de sus miembros y acaba causándoles la muerte. Luego todo gira hacia la ciencia de una manera fascinante: el insomnio familiar está causado por los priones, unos misteriosos agentes infecciosos que también están detrás de enfermedades como el kuru —se propagaba por el canibalismo— y el mal de las vacas locas, que sembró el pánico entre la población británica a principios del siglo XXI.

    El periodista del The New Yorker, T. Max viajó por todo el mundo durante cinco años para explicar los esfuerzos de muchos investigadores por entender las extrañas enfermedades priónicas, cuyo comportamiento desafiaba algunos de los pilares sobre los que se ha asentado la medicina moderna desde Pasteur.

  • La llamada de la tribu. Mario Vargas Llosa.
    2 / 6

    La llamada de la tribu. Mario Vargas Llosa.

    “La doctrina liberal ha representado desde sus orígenes las formas más avanzadas de la cultura democrática y lo que más nos ha ido defendiendo de la inextinguible “llamada de la tribu”. Este libro quisiera contribuir con un granito de arena a esa indispensable tarea”, escribe Mario Vargas Llosa en la instrucción de su última obra, La llamada de la tribu (Alfaguara).

    No lo parece, pero se trata de un libro autobiográfico en el que el premio Nobel repasa las lecturas que definieron su pensamiento intelectual y político: desde su juventud impregnada de marxismo hasta una madurez liberal y demócrata. Adam Smith, José Ortega y Gasset, Friedrich Hayek, Karl Popper, Raymond Aron, Isaiah Berlin, Jean-François Revel son algunos de los pensadores que forman parte del periplo ideológico de Vargas Llosa a lo largo de las cinco décadas.

  • La pirámide del fango. Andrea Camilleri.
    3 / 6

    La pirámide del fango. Andrea Camilleri.

    En clave noir siciliana regresa a las librerías Salvo Montalbano. Como si el tiempo y el paisaje reflejaran ese estado de ánimo del comisario, una lluvia pertinaz y copiosa cae sobre Vigàta e inunda sus calles y sus campos. En un solar abandonado, que el agua ha transformado en un lodazal, el cadáver del joven contable Giugiù Nicotra aparece con un disparo en la espalda.

    ¿Por qué la víctima se arrastró para morir dentro de un tubo de canalización del agua? Es el corazón del misterio de una historia en la que el detective italiano se enfrenta a un caso ligado a la corrupción política, los favores, los contratos amañados y las concesiones fraudulentas de obras públicas. El otro fango en el que chapotea la novela.

  • La mujer del pelo rojo. Orhan Pamuk.
    4 / 6

    La mujer del pelo rojo. Orhan Pamuk.

    Otro Nobel de Literatura se adentra en una historia de amor y parricidio en el Estambul de 1980 donde los contrastes culturales Oriente/Occidente se deslizan entre la intriga, la fábula y la tragedia.

    En las afueras del Estambul de 1985, un maestro pocero y su joven aprendiz son contratados para encontrar agua en una llanura estéril. Mientras excavan sin suerte metro a metro, nace entre ellos un vínculo casi paterno-filial, una dependencia mutua que se verá alterada cuando el adolescente se enamore perdidamente de una misteriosa mujer de pelo rojo: un primer amor que marcará el resto de sus días.

    Esto es sólo el principio de un relato que sirve al autor para volver a los elementos recurrentes de su imaginario literario: la fábula y la mitología. En esta ocasión explora los mitos fundacionales de las culturas entre las que se ha balanceado toda su vida: el Edipo Rey de Sófocles y la historia de Rostam y Sohrab, inmortalizada por el poeta persa Ferdousí.

    Orhan Pamuk nació en Estambul, Turquía, en 1952. Su formación, igual que su trayectoria vital, se ha desarrollado entre Oriente y Occidente, circunstancias y contradicciones que se manifiestan a lo largo de su obra. Pese a declararse “musulmán cultural”, en su patria genera constante polémica, incluso fue enjuiciado por “insultar y debilitar la identidad turca” en una entrevista que concedió a un diario suizo.

  • Las posesiones. Llucia Ramis.
    5 / 6

    Las posesiones. Llucia Ramis.

    Hace apenas un mes Libros del Asteroide nos conmovía con la bellísima historia de Maggie O’Farrell, La primera mano que sostuvo la mía. Hoy nos sorprende de nuevo con una novela intimista y profunda escrita por la mallorquina Llucia Ramis. Partiendo del relato de una crisis familiar, Las posesiones nos sumerge en un mare magnum de corrupción y especulación inmobiliaria donde chapotea también la crisis del periodismo.

    La narradora de Las posesiones viaja de Barcelona a Palma para pasar unos días en familia y tranquilizar a su padre, a quien la jubilación y unos problemas con un vecino tienen al borde del colapso. Mientras trata de entender su extraño comportamiento, se reencuentra con un antiguo amante y mentor, y recuerda un macabro suceso acaecido a principios de los noventa en el que un exitoso empresario madrileño, socio de su abuelo, mató a su mujer y a su hijo y luego se suicidó. Locura, exceso de celo, depresión, la protagonista se pregunta por los abismos que esconde cada ser humano. Y muchas de las cosas que ha vivido se le revelan ahora de una manera diferente.

  • La Isla Púrpura. Jose Padilla.
    6 / 6

    La Isla Púrpura. Jose Padilla.

    Basada en la obra de Mijaíl Bulgákov, Jose Padilla narra las vicisitudes de la compañía teatral de Guenadi Panfílovich cuando se dispone a improvisar el montaje y representación de una obra de teatro del joven dramaturgo Vasili Artúrovich Dymogatski. Pero antes, debe pasar el filtro de la censura soviética.

    La versión libre de Padilla —prologada por Juan Mayorga— sobre la pieza del ucraniano fue la primera incursión en el teatro contemporáneo de la editorial Acto Primero. El sello, especializado en la publicación de textos dramáticos, nació hace apenas un año gracias a la iniciativa de Esther Santos y con el único fin de intoxicar al lector con la magia de las artes escénicas.

NULL
  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.