Mon day mayday+por Ricardo Basurto

Las buenas compañías.

El editorial de este lunes estaba escrito, no aquí, no por mi, lo estaba en el blog de un amigo al que queremos: Melchor Miralles.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

El editorial de este lunes estaba escrito, no aquí, no por mi, lo estaba en el blog de un amigo al que quiero, al que queremos, al que admiramos, y al que por muchas razones le estamos infinítamente agradecidos en loff.it: Melchor Miralles.

Aún orgullosos como estamos de nuestro Manifesto, la verdad es que no podemos aportar nada más nada mejor a sus palabras, la mejor descripción de loff.it, su mejor carta de presentación, lo mejor que a nuestro parecer se podría haber dicho sobre este proyecto. Y es que qué mejor bon vivant que Melchor para plasmar una forma de habitar el mundo, de vivir…

“… un derroche de cariño hacia las cosas hechas con el corazón y con la cabeza, hacia los detalles, hacia la excelencia, hacia lo elegante, hacia lo sofisticado sin remilgos y sin tentaciones de exquisitez hortera de nuevo rico (…) es una declaración de amor a la estética, a la belleza, al arte, al talento, a la creatividad, a los sueños, a la cultura.” leer  »

Nuestro agradecimiento es mucho, por su apoyo y su incondicional cariño, más aún que el propio cariño y admiración que personalmente le profeso. Y habéis de saber que si alguien representa en su persona todos los principios de loff.it, ése no soy yo, ése es indudablemente Melchor.

Y amigos donde los haya, este editorial ha de servirme personalmente para dar otro agradecimiento a dos personas que han hecho posible también que hoy, ante vosotros, tengáis loff.it. Marta Montoro, que escribió para loff.it en desarrollo y en los primeros días unos cuantos temas, bastantes, que sirvieron para que un viernes cualquiera de abril pudiéramos ver la luz con suficiente contenido. Y a Alicia Touzón, sobre todo a Alicia, mi buena amiga, sin cuya emoción y esfuerzo personal, escribiendo, si, y recopilando, clasificando material, enseñándome unas cuantas cosas y entregando mucho de su tiempo y de sus ilusiones, no hubiera acabado de dar el paso para poner en marcha loff.it, hoy también muy suyo.

Meta información

Newsletter
Tienes que saber que utilizamos cookies para garantizar una magnífica experiencia en loff.it...
Más sobre nuestras cookies