Tango inaugura su primer restaurante en Madrid. Un nuevo Tango en Madrid.

Tango, el ya clásico restaurante de Puerto Banús, abre también en Madrid, en el barrio de Salamanca, claro.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Hace 25 años en Puerto Banús se comenzó a bailar el Tango de otro modo, del modo original, el argentino, algo que ocurrió cuando abrió sus puertas en este exclusivo rincón marbellí un restaurante que se presentaba precisamente con ese nombre: Tango. Su éxito fue tal que ha celebrado ya sus bodas de plata y, además, se ha propuesto viajar… Tango ha inaugurado su primer restaurante en Madrid.

Este restaurante con nombre de baile seductor y sensual se instala ahora en el corazón de Madrid, en pleno Barrio de Salamanca y lo hace para permitirnos disfrutar de carnes a la parrilla, muchos de cuyos cortes se importan directamente de Argentina, se sirven también carnes nacionales y en general productos de temporada y de alta calidad, incluso comida halal por aquello de satisfacer a todos sus clientes.

Los espacios del restaurante Tango de Madrid

Tango es un local muy amplio, con diferentes espacios creados para satisfacer el gusto y estilo de todos sus clientes, una barra para disfrutar de un cóctel mientras esperas tu mesa, un comedor pesado para comidas o cenas informales, cocina y asador abiertos para que no te perdas detalle e incluso un reservado para organizar cenas o comidas privadas.

Si decimos que ahora el Tango (el original, el argentino) ahora se baila en Madrid no exageramos porque en este nuevo restaurante se ofrece un show para amenizar la cena que consiste exactamente en eso, en que veas cómo se baila un tango (que aprendas o no depende ya de tu interés o tu pericia…).

Localización

Calle de los Mártires de Alcalá, 3, 28015, Madrid, España

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.