Sandó by Arzak.

Una experiencia Arzak en pleno Madrid de los Austrias.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Si hace unas semanas nos adentramos en el corazón de Sandó y, Mojito de Flores con licor de Violeta en mano, disfrutamos del jazz y del mágico ambiente de sus cuevas, esta vez decidimos quedarnos en la superficie para gozar de una experiencia Arzak en pleno Madrid de los Austrias.

Y es que el nuevo restaurante Sandó se alía con Juan Mari Arzak -el gran maestro donostiarra- con el fin de sorprendernos y ofrecernos una carta irrepetible; una clara apuesta por la alta cocina que renueva sus clásicos gracias al asesoramiento gastronómico de Arzak Instructions y sus tres principios básicos: excelente materia prima, una salsa delicada y una óptima guarnición sin alterar demasiado el producto. La mejor opción para probar deliciosa selección de platos vanguardistas con el sello Arzak es el menú degustación compuesto por un pastel de cabra roca o arroz inflado con pescado de roca, seguido de una sorta de langostinos y maíz –el primer plato que en sus inicios diseñó Elena Arzak, la mejor chef Veuve Cliquot-, huevos con setas y foie y merluza con aceite de chipirones y cebollino; para terminar las carrilleras con piña y la sopa de chufas, pan y mango.

El restaurante Sandó dispone de un salón principal acogedor y sofisticado, decorado en tonos suaves que contrastan con los turquesas, la ‘madera gastada’, los coquetos marcos y las lámparas de colores desenfadadas y chic. Cuenta además con un reservado ‘de cristal’ en forma de cubo para celebraciones más íntimas. La bodega, con 50 referencias tanto nacionales como extranjeras, ha sido también seleccionada por la firma vasca.

Arzak Instructions es el resultado de una alianza del chef y su hija Elena con Xabier Gutiérrez, Igor Zalacaín y Mikel Sorazu, las tres piezas clave en su laboratorio gastronómico de San Sebastián.

Restaurante Sandó
C/ Isabel la Católica nº 2-4. Madrid.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.