string(531) "Portada / Saborear / Restaurantes / Mamá Chicó, dulce encanto gastronómico en Madrid."

Restaurante: Mamá Chicó, dulce encanto gastronómico en Madrid.

Mamá Chicó, un restaurante de cocina de mercado con un delicioso obrador en su interior al que no le faltan las torrijas ya en plena Semana Santa.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Hace unos 4 años que Mamá Chicó abrió su primer establecimiento en Galicia, después vinieron otros, hasta los 5 que salan y endulzan otros tantos rincones del noreste, y finalmente, como si no pudiesen resistirse a la tradición emigrante de Galicia, viajaron a Madrid para abrir el primer Mamá chicó de la capital, un restaurante con obrador propio cuya carta se hace al calor de los productos de temporada.

Este restaurante de cuidado interiorismo es en su propuesta gastronómica una evocación de lo que fuimos, de lo que fueron quienes lo hacen posible; mamá Chicó era Rafaela Susana Fasanella, la madre que guisaba a fuego lento y con ingredientes naturales, la que grabó para siempre en los sentidos de su familia el sabor de los raviolis caseros de los domingos y de su salsa de tomate con olivas, laurel y romero.

Entorno a esa idea, la naturalidad de las cosas, su artesanía y el mimo puesto en cada paso de la receta, surge no un restaurante sino todo un proyecto de restaurantes de comida casera que cuenta además con obrador propio, de ahí que los platos dulces de Mamá Chicó sean pecado…

Claro que antes de llegar a los platos dulces pasamos por los salados; las especialidades de Mamá Chicó giran entorno a su obrador y al origen porteño de Rafaela, por eso la cocina argentina e italiana aparecen entrelazadas, de ahí que la pizza y la pasta fresca reinen en el menú pero hay más, hay incluso opciones fuera de carta porque en Mamá Chicó es el mercado el que marca los platos del día y porque no falta tampoco un toque gallego en el menú.

Harina, amor y tiempo, dicen en Mamá Chicó para hablar de su obrador y de su empeño en servir cada día pan y dulces recién horneados. Y es que los postres son mucho más que eso, son también desayunos y meriendas y son también de temporada.

¿Qué hay más de temporada actualmente que unas torrijas? pues en Mamá Chicó las tienen y te sorprenderán porque se comen con cuchara y es que son, en realidad, helado. Ana Cruelles es la repostera que se ocupa de que tanto estas novedosas torrijas como la carrot cake, el apple pie o cualquier otro de los platos dulces del restaurante sean perfectos.

Localización

recoletos, 10 Madrid

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.