Petit Appetit o dónde comerte Italia sin salir de Madrid.

¿Comemos en Chamberí? el todo un templo de la cocina italiana: Petit Appetit.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Tres son los restaurantes Petit Appetit en Madrid, y en particular el de Chamberí que está ubicado en el número 18 de la calle Miguel Ángel, han conquistado el gusto madrileño por la rica cocina italianam más ahora que estrenan novedades en su carta.

El Petit Appetit de Chamberí es un restaurante de lo más cool, con terraza y con música en directo, con tres nuevos platos de antipasti –alcachofas confitadas, ensaladilla de merluza y sardinas marinadas– en su carta de especialidades italianas en las que mandan sus finísimas pizzas y pasta fresca y en la que tiene también un peso importante la propuesta healthy gracias a una exquisita selección de ensaladas.

15 son las variedades de pizza entre las que puedes elegir en Petit Appetit Chamberí, preparadas en horno de piedra con tomate italiano y la mejor mozzarella de Italia son una verdadera delicia ¿no sabes cuál elegir? quédate con la favorita del público: la Tartufo o la Carciofo, la primera pareparada con tomate mozzarella, huevo y trufa y la segunda con alcachofa natural.

Más allá de las pizzas la pasta fresca acompañada de salsas caseras tienen también mucho tirón entre los clientes de Petit Appetit entre los que se imponen como favoritos los Ravioli di Funghi Porcini y los Grantortelli al Tartufo Bianco.

Estamos ya en pleno mes de mayo y eso en Madrid es siempre tiempo de terrazas, la de Petit Appetit te va a conquistar no solo por sus ricos platos sino también por su decoración moderna y urbana y los miércoles en particular por su música en directo.

Más información Petit Appetit

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

302 Found

Found

The document has moved here.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.