No puedes visitar París disfrutar de una auténtica brasserie con Music Hall como Boeuf sur le Toit.

Boeuf sur le Toit es la brasserie con Music Hall y un siglo de historia que no te puedes perder en París.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Boeuf sur le Toit es una brasserie con mucha historia, tanta que se fundó allá por los felices años 20 y se convirtió en el lugar de encuentro favorito de lo más granado de la sociedad francesa durante los años 20, 30, 40… El propietario del local a era Jean Coteau y por allí pasaron Christian Dior, Coco Chanel, Francis Picabia, Picasso, Erik Satie, luego Charles Trenet o Léo Ferré y ahora, totalmente renovado, es la brasserie y Music Hall que tienes que visitar en París.

El chef Jean-Pierre Vigato es quien se encarga de que de la cocina de Boeuf sur le Toit salgan los platos más típicos de las brasseries francesas, ésto junto a una decoración de aire vintage que se enorgullece de la historia del local y el magnífico piano de cola que reina en el Music Hall, hacen de este lugar un nuevo imprescindible de París.

Visitar una ciudad como París no es sólo recorrer sus lugares más emblemáticos, visitar sus museos y fascinarse ante sus icónicos monumentos, es también recorrer sus calles, sentir su vida, imaginar a quienes antes lo hicieron, a quienes hicieron grande París, a quienes llenaron la ciudad con su arte y su glamour… y por supuesto vivirla personalmente y no se puede vivir París sin disfrutar de sus brasseries y sus míticos Music Halls ¿qué mejor lugar para hacerlo que una brasserie histórica y artística como Boeuf sur le Toit? Está en el número 34 de la rue du Colisée y allí te esperan, con el permiso de los malos tiempos que corren para los viajes, cuando el momento sea favorable…

Más información Boeuf sur le Toit

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.