Matilda tiene un nuevo caffé en Roma.

Piacere Matilda es un nuevo e informal restaurante romano en el que comer rico y sano en tu próxima visita a la capital italiana.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Matilda es un nombre muy literario, lo es de niña lista y leída según Roald Dalh y lo es de joven arrollada por la triste realidad de su vida según Mary Shelley, la Matilda de Dalh es atrevida y elocuente y logra sobreponerse a todo lo malo que le sucede, incluso al mal máximo que es el desastre de familia en el que ha nacido (timadores de poca monta y adictos a la televisión…), la Matilda de Shelley por su parte tiene un destino más tremendista, sobrevive al manto de tristeza y desastre que supone su familia en su vida pero sólo sobrevive, no logra sobreponerse a todo ello… Claro que la Matilda de la que hablamos hoy ni es la de Roald Dalh ni es la de Mary Shelley, es una mucho más sabrosa que esas dos… es un restaurante y está en Roma.

Piacere Matilda es un nuevo café romano, aunque sería más exacto decir cafetería, porque es el lugar ideal para desayunar, tomar un aperitivo o merendar y también es perfecto si lo que quieres es hacer una pequeña parada para comer durante un día de paseo por la ciudad de Roma.

La carta de Piacere Matilda es de tradición claramente italiana, funcional y sana, aquí podrás deleitarte con deliciosas ensaladas, bocadillos vegetarianos y platos protagonizados por ingredientes tan ricos y sanos como la quinoa o el salmón; tampoco faltan platos tan típicamente italianos como la lasaña o el rissoto.

La ubicación de Piacere Matilda es también muy interesante porque está en la zona de Quartiere IX Appio Latino, concretamente en la Via Appia, una zona en la que abundan las ruinas de tumbas y villas romanas y también las catacumbas cristianas.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.