La Maison Mélie estrena terraza.

La Maison Mélie estrena terraza con una irresistible carta de tablas y raciones además de postres dulces y helados.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Madrid es ciudad de terrazas porque es, sin duda, ciudad de vida callejera, nuestro clima anima a eso y los tiempos de coronavirus más, si cabe; por eso los bares y restaurantes tratan de maximizar sus terrazas y, los que todavía no contaban con una, la inauguran como es el caso de Maison Mélie, uno de los mejores restaurantes franceses de Madrid.

Maison Mélie se ha adaptado a los nuevos tiempos primero estrenando servicio de entrega a domicilio y ahora una coqueta terraza en la que disfrutarás de sus delicias francesas como si estuvieras en una de las famosas terrazas de París; está en el número 11 de la calle Génova, entre la Plaza de Colón y la de Santa Bárbara y cerca, una notable curiosidad, de la Plaza de la Villa de París.

Tablas de quesos y fiambres franceses pero también españoles por aquello de satisfacer todos los gustos, paté de Campaña Mélie, jamón ibérico, pimientos de Padrón a la plancha, patatas asadas… Estas son solo algunas de las raciones y tablas que puedes degustar en esta magnífica terraza y, por supuesto, no falta en su carta un toque dulce porque la Maison Mélie no es un restaurante francés sin más sino algo así como una mezcla entre una boulangerie y una pâtisserie; la tarta de manzana y el helado de ron con pasas o de coco y piña son algunos de los pecados dulces de la terraza de Maison Mélie.

Ten en cuenta, eso sí, que cierra los lunes y que su horario de apertura el resto de la semana es siempre a las 9 de la mañana , el de cierre también varía: de jueves a sábado ambos incluido cierran a las 12 de la noche mientras que de domingo a martes lo hacen a las 10.

Recuerda también que, si eres de los que el fin de semana no perdona el brunch, el de Maison Mélie es de pecado… (un pecado muy francés).

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.