header

Hoy comemos japo en Ikigai.

Técnica japonesa y producto español para los mejores nigiris de Madrid en Ikigai.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Yong Wu Nagahira es el responsable de una carta que provoca que se nos haga la boca agua al primer golpe de vista: nigiri de jurel, de lubina, de atún, de pez limón, de vieira, de caballa o de calamar de potera entre otros; más nigiris, ahora templados: nigiri de pez mantequilla con trufa o con miso dulce flambeado, de toro, de vieira con foie, de sardina ahumada o de salmón flambeado; además de nigiris tempuras: ¿qué tal una de ostras o una de shiso con erizo de mar? Makis, uramakis, temakis, tatakis, usuzukuris, sushi, sashimis, domburis, tartares, ceviches y tiraditos. Sí, de todo eso encontrarás buena muestra en la carta del Ikigai.

¿Te vuelves loco ante esta locura de bocados deliciosos? en Ikigai sabían que eso podía ocurrir y por eso nos ofrecen también sus menús cerrados, uno degustación por si quieres probar un poco de todo u otros más específicos: menú sushi, menú sashimi, menú teriyaki y menú tonkatsu ibérico.

Comas lo que comas, un consejo: riega tu menú con una jarra de sake, lo decimos aún sabiendo que esta propuesta gastronómica tan japo en su fondo y en su forma y tan española en los ingredientes con los que se prepara, marida también perfectamente con alguno de nuestros vinos y cervezas.

¿Eres un fan de la comida japonesa? entonces no puedes perderte Ikigai en el número 5 de la calle Flor Baja, en Madrid, eso o, si vives en la capital, pasando por su local a recoger tu pedido (tienen take away) o esperar a que te lo lleven a casa.

Localización

Calle Flor Baja, 5 Madrid

Más información Ikigai

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.