En el postre y antes.

La Cueva de Doña Isabel, en Casalarreina, ofrece un menú maridado con los helados de Obrador Grate.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Ni los helados son para el verano ni se toman solo como postre o capricho de media tarde. El maestro logroñés Fernando Sáenz Duarte, de Obrador Grate, demuestra que sus creaciones maridan y ensalzan los platos de restaurantes como La Cueva de Doña Isabela.

Así, hasta el 22 de mayo, en este establecimiento riojano se ofrecerá este menú que confirma que el mundo salado puede inspirar al mundo helado (y no siempre dulce). Como prueba, platos tan especiales como Ensalada de perdiz escabechada y pasta fresca y sorbete de frutos rojos, cava de Haro y pimienta rosa; Espárragos frescos templados y vinagreta helada; Taco de bacalao confitado con jugo de guisante y crema helada de cebolla tostada y, por último, Carrillera de ternera al aroma de vainilla y vino tinto acompañada de mantequilla helada. Y el postre, indudablemente, no puede faltar: Chocolate de la abuela con sorbete de cítricos, albahaca y tomillo limón.

Además, el sábado 18 de mayo, el maestro heladero dirigirá un aula de cultura del helado. Es decir que, durante aproximadamente una hora, explicará cómo se elabora un helado artesanal natural, cuáles son las diferencias con los producidos por la gran industria y cómo el entorno más cercano brinda ingredientes e inspiración excepcionales. Tras las explicaciones y la parte didáctica, los asistentes podrán degustar tres sabores que confirman todo lo anterior: Vermut de Haro con pieles de cítricos, Crema de queso de Cameros sobre tosta de pan y Sombra de higuera.

Precio menú sin bebidas incluidas: 40 euros.
Reservas llamando al 941 32 41 22

Localización

T

Más información La Cueva de Doña Isabela

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.