El Chato, probablemente el mejor restaurante de Colombia.

El Chato, con Álvaro Clavijo al mando de su cocina, se ha convertido en uno de los diez mejores restaurantes de Latinoamérica y el mejor de Colombia.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

El Chato es, desde el pasado mes de octubre, el mejor restaurante de Colombia según la lista de los 50 mejores restaurantes latinoamericanos; no se trata de un reconocimiento menor y menos aún si tenemos en cuenta que en la lista del pasado año dos restaurantes colombianos estaban mejor situados que él, está en el top ten de los mejores restaurantes de Latinoamérica (ocupa el séptimo lugar), hace una año ocupaba el puesto 21.

Álvaro Clavijo es el responsable de la propuesta gastronómica de este magnífico restaurante y su secreto, confiesa él, es sencillo: trabajar con productos procedentes de pequeños proveedores locales, algo que le asegura calidad en sus ingredientes, y utilizar diferentes técnicas culinarias aprendidas a lo largo y ancho de su carrera ¿el resultado? El Chato, probablemente el mejor restaurante de Colombia.

El menú de El Chato es muy versátil porque se adapta a los ingredientes que cada temporada e incluso cada día le ofrecen sus pequeños proveedores locales; eso hace que lo que podamos esperar siempre de su carta es una cocina de temporada, claro que ésto no debe hacerte esperar un menú tradicional colombiano porque Álvaro Clavijo atesora una imponente trayectoria internacional que hace de su cocina una propuesta contemporanea con toques vanguardistas.

Clavijo pasó sus años de formación y experiencia entre fogones en Barcelona y París, también en Londres y Nueva York, ha pasado por la cocina de chefs tan excepcionales como Joël Robuchon y de restaurantes tan icónicos como el Noma danés; la fusión de su intensa experiencia con lo mejor de los productos de temporada colombianos es El Chato, el mejor restuarante de Colombia.

Más información El Chato

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.