Camélia, el Thierry Marx más casual en Mandarin Oriental, París.

En el restaurante Camélia, Thierry Marx ofrece la parte más desenfadada de su biestrellado Sur Mesure.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

De Thierry Marx se dice que es uno de los grandes de la cocina experimental, de la más técnica, de la que más busca crear reacciones insólitas en el comensal y hacerle partícipe de un juego culinario único.

Es por eso, seguramente, que otro de los grandes, en este caso de la hotelería de lujo internacional y contemporánea, Mandarin Oriental, apostara por él al abrir su buque insignia en París. El fichaje pronto obtuvo sus resultados y aún hoy brilla con dos estrellas Michelin en el restaurante Sur Mesure, donde aseguran experiencias mágicas.

En Camélia, el chef se quita su delantal de maestro y se sienta con el parisino de a pie, con el local y con el foráneo, el que busca una cocina más reconocible, de sabores más familiares aunque reinterpretada siempre de manera colorista y divertida. Para ello, Marx se sirve de influencias orientales, incluso mediterráneas, con guiños muy españoles en su carta y menús como la ternera rubia gallega.

Ofrece una opción degustación de sus especialidades más sabrosas, entre las que no faltan los risoni con calamares, el cangrejo con sisho y wasabi o la brandada de bacalao; también desayuno y brunch con mucho acento japonés en una atractiva barra de sushi, menús de mediodía y una hora del té a la francesa con fina repostería casera.

Y todo en un espacio inundado de luz en el que la piedra, la madera y los detalles son protagonistas y miran a un delicioso jardín que cobra vida con el buen tiempo. En su corazón, la Table du Jardin,  idónea para una ocasión señalada, compartida solo entre seis u ocho comensales, es la mesa que preside un entorno en el que degustar la esencia de este Mandarin Oriental que es, como en cada destino, la de la propia ciudad en la que abren sus puertas.

Localización

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.