Bocados picantes y exóticos.

¿Japonés o thai? ¿Chino o hindú? Dicotomías que se plantean los amantes de la cocina asiática.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

¿Japonés o thai? ¿Chino o hindú? En muchas ocasiones, estas son las dicotomías que se plantean los amantes de la gastronomía asiática a la hora de escoger restaurante. Sin embargo, se olvidan de un país que está más en auge que nunca: Corea. La comida de la pequeña península es tendencia gracias, sobre todo, a la apertura en los últimos años de un buen número de locales que han acercado sus originales platos al gran público. Quien piense que es como la comida japonesa o la china, está equivocado. Corea tiene su propio menú, coronado por un platillo que comen en el desayuno, almuerzo y cena, llamado kimchi, que no es otra cosa que col fermentada con pimentón y que está considerada la comida más sana del mundo (explicaría por qué los coreanos tienen una tasa menor de resfriados y otras muchas enfermedades comunes).

Para acercarse a la gastronomía coreana lo mejor es pedir Kimpab, que recuerda al maki japonés pero que es más grande de diámetro y que sustituye el pescado crudo por verduras de diferentes tipos. También sería bueno pedir Bulgogi, una carne troceada, casi siempre de ternera, que se cocina en la propia mesa y que, antes de comerla, se encierra junto a diferentes verduras en una hoja de lechuga ancha; o Paejon, un pastel de verdura y huevo o pasta parecida a la tempura. Aunque el plato por excelencia es el Bibimpab, arroz con verduras y huevo frito, revuelto todo con pasta de pimentón, y que se come en cuencos de cerámica caliente, donde el arroz termina de hacerse.

En Madrid, el local coreano más auténtico, y al que suele acudir la comunidad local, es el Tulipán (Tel.: 914 02 50 27 / Calle del General Díaz Porlier 59), cuyo menú degustación permite conocer de un vistazo la diversidad gastronómica del país (alrededor de 30 €/persona). Más caro y elegante es el Shila (Tel.: 91 457 88 33 / C/ Panamá, 4) o el Korea (Tel.: 91 554 20 34 / C/ Cristóbal Bordiú, 59), donde cuentan con mesas preparadas para cocinar los platos frente al cliente. Al contrario, uno donde comer muy barato y rico, es el Mashita (Tel.: 91 542 60 47 / Calle de la Bola, 12), donde por menos de 10 € es posible cenar. No faltan opciones, sólo ganas de descubrir una cocina que engancha y que hará las delicias de los amantes del picante (aunque no todo pica) y lo exótico.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.