Astair, un restaurante para comer a la francesa en París.

Astair es el restaurante francés que no te puedes perder en París.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Si viajas a París no debes conformarte sólo con visitar la Torre Eiffel, el Louvre y la Catedral de Notre Dame, tampoco con recorrer la avenida de los Campos Elíseos, la Place Vendôme y Monmartre, tienes que comerte la ciudad en su gastronomía ¿dónde hacerlo? tre proponemos un nuevo y moderno restaurante en el que podrás comer caracoles y otros platos típicos de la gastronomía francesa, Astair.

Astair es una renovada brasserie francesa de diseño tan moderno, francés y llamativo en su interiorismo como en su carta, del interiorismo se ha encargado Tritan Auer aglutinando en su propuesta elementos clásicos de este tipo de establecimientos franceses con otros más modernos y atrevidos; de la carta por su parte se ocupa ni más ni menos que Gilles Goujon, un chef con tres Estrella Michelin.

En Astair podrás degustar carnes a la parrilla y platos tan típicos de la cocina francesa como son los caracoles regados por deliciosos cócteles y acompañados por música en directo.

Si tienes París por destino no puedes dejar de visitar Astair para comerte la ciudad en sus platos más típicos preparados por un chef excepcional, uno de los mejores del mundo y de los que mejor conoce, además, la histórica gastronomía gala.

Además, la ubicación de este restaurante no puede ser mejor, mientras recorres el centro de París no tendrás ni que coger el metro para llegar a él, no tardarás más que 15 minutos caminando en llegar al Astair desde el museo del Louvre, 20 si vienes desde la Place Vendôme.

Más información Astair Restaurant

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.