Y ahora, chocolate.

Siempre lleno hasta la bandera, Mamá Framboise es el refugio de los golosos.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

En esa zona llamada de Las Salesas, que engloba tiendas de moda y de diseño, alguna que otra librería y comercios de siempre, ahí está Mamá Framboise. Dulce nombre para un concepto fantástico que devuelve el placer por el desayuno, la merienda… con calma, entre amigas, saboreando cada bocado, apreciando el aroma del té o del café.

Si todavía no lo ha descubierto, cuando lo haga, caerá rendido. Y si ya probó -y volvió a probar-  especialidades como las tartaletas, por ejemplo, de yogur y frutos rojos o de manzana, los cruasanes o brioches, si lo hizo, ahora no podrá resistirse a las últimas novedades.

Ahora que llegaron los días fríos y apetece más que nunca buscar refugio, Alejandro Montes y su equipo pastelero incorporan a su carta más de setenta novedades. Como las tabletas de chocolate, toffe, pistacho y fresa, e incluso de zanahoria y remolacha elaboradas a partir de ingredientes naturales que combinan a la perfección con los extraordinarios cacaos.

Eso y todo lo demás. Porque en su obrador no hablan francés, pero elaboran pasteles y bollos de factura gala. Es decir, con mantequilla, dorados al horno, algunos esponjosos, otros crujientes pero todos suaves, delicados, inolvidables.

Y Mamá Framboise tiene más cosas buenas. El precio es muy correcto. Y estrena tienda on line.

mamaframboise.com

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.