Para pan.

El pan duro para ese gazpacho o un buen salmorejo, para las sopas de ajo… y para tirarlo.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

De las cocinas de la necesidad y el hambre: el pan duro para ese gazpacho o un buen salmorejo, para las sopas de ajo… y para tirarlo. Que no te habrá pasado como a mi que acumula uno el pan duro pensando en darle uso y casi nunca hay modo de sacar el tiempo para ponerse a picar ajo o los tomates están aún tan verdes que acabas tirando el pan, ese pan duro.

Así que un día te topas con «la panera«, aquel elemento de la cocina de tus padres que nunca tienes en la cabeza cuando decoras la casa, cuando compras los manteles, la cubertería o los electrodomésticos pero que recuerdas con total claridad como parte de aquella cocina de tu infancia en la que el pan siempre estaba en el mismo sitio y aparentemente siempre tierno y fresco, que no, pero que duraba más que lo que nos dura el de ahora, y si, ya no se hace el pan como antes, pero reconocerás que tampoco lo cuidamos como entonces.

Es el estudio Shin Azumi el responsable del diseño de esta panera de Guzzini que en nada se parece a aquella de latón o de metal (o de lo que fuera) que guardaba nuestros chuscos para la nocilla de media tarde, esta es grande, tiene también una tapa retráctil y está diseñada para que la ventilación permita conservar perfectamente el pan, mide 45 x 28 x 18cm y cuesta casi 50 euros, y como puedes ver no hay excusa, te pega con todo porque lo hay de todos los colores: lila, negro, verde, naranja, rojo, transparente… y su diseño es además tremendamente sugerente. Nada que ver con aquel otro.

fratelliguzzini.com

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp
ID); if ( in_category( 'the-music' )) { aws_amazon_inc($post->ID); } */ ?>

Más en:

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.