Minibombino por fuera…

Chiquitín, coqueto y versátil, el Minibombino es un auténtico capricho para los amantes del diseño retro.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Lo retro nos encanta y el glamour de los 50 mucho más. Ese estilo de líneas suaves y colores cálidos que revolucionó la moda, la decoración y entró hasta la cocina sin permiso ni miramientos –ni falta que le hacía, por cierto– ha regresado con fuerza y con la intención de instalarse en el siglo XXI durante una larga temporada.

Smeg –la firma italiana de electrodomésticos conocida en todo el mundo por su elegancia, diseño y calidad- aprovecha el tirón de lo retro para lanzar una línea absolutamente adorable, la Smeg 50’ style, que recupera la estética de los cincuenta convirtiendo cada pieza en un objeto de culto. Para muestra, la réplica de uno de sus primeros modelos de frigorífico transformado en minibar: chiquitín (96 x55 cm), coqueto y versátil, el Minibombino es un auténtico capricho para los amantes del diseño retro.

De líneas redondeadas, formas suaves y tirador cromado evoca a la perfección los primeros diseños Smeg, sin embargo la tecnología –termostato regulable y función de descongelación automática–, la capacidad (135 l.) y la distribución interior adaptada para la conservación de refrescos, botellas y aperitivos hacen de este pequeño frigorífico un auténtico minibar de hotel. Disponible en color negro, crema, naranja y rojo.

happy bar por dentro.

Smeg 

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.