Al pan, pan… incluso en cuarentena.

Te contamos como disfrutar del pan fresco sin tener que salir a comprarlo cada día. La 'culpa' es del Grupo Viena.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Al ver las cifras de la pandemia que nos caen encima como una losa cada día, nos concienciamos cada vez más de la importancia de cumplir con el confinamiento al que nos ha llevado el coronavirus COVID-19 y tratamos de reducir todavía más nuestras obligadas salidas a las calles; en la compra lo tenemos fácil, hace ya días que no se nos ocurre hacer compra diaria, a lo sumo una semanal pero ¿y el pan? es uno de los clásicos básicos de nuestra dieta y es de consumo y cocción diaria… Atentos a lo que nos propone el grupo Viena.

El grupo Viena prepara pan de verdad, de ese que no dura sólo fresco 12 horas o a lo sumo 24 sino que aguanta un par de días en perfecto estado de frescura; claro que un par de días en este caso todavía se nos antoja poco margen ¡queremos salir menos a la calle! pues el grupo Viena tiene la solución: les encargas el pan de tres o cuatro días, el de la semana si tiene espacio libre en el congelador o si eres de los previsores que en lugar de hacerse con una secadora decidieron comprarse un congelador… Así tendrás pan como recién hecho cada día.

Lo único que tienes que hacer es decidir qué panes con alma del grupo Viena quieres llevarte a casa, llamar por teléfono (91 560 09 22) para reservarlos y pasarte al día siguiente, de 9 a 14 horas, a recogerlos en la puerta de su establecimiento; así disfrutarás de panes como el payés blanco, candeal, centeno alemán, torta de AOVE, integral de grano completo, hogaza de maíz o escanda, miel y muesli frescos y deliciosos cada día sin salir de casa más que una vez a la semana.

Más información Panes con alma

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.