Lepanto: El brandy está de moda.

Lepanto se actualiza con una colección de cócteles para los restaurantes más "trendy" de Madrid. Ahora se agita, se mezcla y se sirve bien frío.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Lepanto, el brandy español por antonomasia, se sube al carro de la tendencia que pretende poner Jerez de nuevo en el mapa , y con razón. Vinos y destilados centenarios, como este, que son tan nuestros como dicha tierra, buscan hacerse en nuestro país el hueco que, curiosamente, ya tienen en el resto del mundo. Un hueco que les sitúa en los mejores restaurantes y las mejores cartas de bar.

Resulta curioso que sea una gran parte del planeta la que dicte corrientes y modos de consumo acerca de un producto andaluz y que lleguen a España después de llevar años de periplo en los locales más destacados del globo. El caso es que parece que llegan y nosotros, claro está, nos alegramos muchísimo.

«Lepanto around the world» es la iniciativa de las bodegas González Byass para poner de rabiosa actualidad dentro de nuestras fronteras su brandy Solera Gran Reserva. Por el momento, son cuatro restaurantes capitalinos los que la han acogido con los brazos abiertos en la forma de un menú de coctelería para paladares evolucionados y para los que estén dispuestos a dejarse sorprender, y a aprender.

Así, La Vanduca (Columela, 2) pone el acento a su rica y sencilla cocina familiar en entorno de diseño con un Sidecar , una mezcla de brandy, triple seco y zumo de limón cuya autoría se atribuye a Harry MacElhone, fundador de una de las mecas del cóctel -el Harry’s Bar- y creador del Bloody Mary.

En La Verónica (Moratín, 38), Mariana Gyalui hace doblete e incorpora el tan inglés Brandy Alexander, hecho con Lepanto, crema de cacao, nata líquida y nuez moscada; y el Lumumba (brandy con chocolate), llamado así, no se sabe muy bien el porqué, por el político congoleño Patrice Lumumba y que, aunque en Europa abunda en versión caliente, aquí se propone con hielo, muy al estilo ochentas.

En El Gordo de Velázquez (Velázquez, 80) se decantan por el Horse’s Neck con ginger ale, cáscara de limón y amargo de Angostura y que hacía las noches menos duras en la época de la Ley Seca estadounidense. Una versión de hoy del Sol y Sombra también está en la oferta de este reciente restaurante del barrio de Salamanca.

Por último, el Brandy Sour es la elección de los italianos Antonio Martuscelli y Roberto Stella en su Julieta Bistró de La Latina (Toledo, 51), un restaurante mediterráneo muy basado en las recetas del país de la bota que encuentran su aliño idóneo en el brandy, el zumo de limón y la Angostura.

Todos ellos son varios de los cócteles más emblemáticos del mundo. Ahora, gracias a Lepanto, también aquí podremos disfrutar, ya era hora, del brandy español por excelencia.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.