Hennessy Paradis Imperial, Arik Levi y Louis Vuitton o la excelencia de la artesanía.

Hennessy Paradis Imperial es uno de los coñacs más exclusivos de la maison Hennessy y se presenta ahora vestido como nunca antes.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

La nueva joya de la Maison Hennessy no es espirituosa sino que ha sido pensada y diseñada para contener a la más exclusiva joya, ésta sí, espirituosa de esta mítica maison: Hennessy Paradis Imperial; es un decantador y un espectacular baúl obra y arte del diseñador israelí Arik Levy que, en su asociación con la firma espirituosa más notable del grupo LVMH, crea un set espectacular, casi mágico.

Este nuevo y elegante decantador se vende por 2.800 euros, si no te conformas con él y quieres además recibirlo en el baúl soñado por Arik Levy tendrás que ponerte personalmente en contacto con Hennessy porque es tan exclusivo y excepcional que sólo está disponible bajo pedido especial.

El baúl diseñado por Arik Levy es mucho más que una caja clásica para proteger y esconder un decantador de coñac, es un baúl tipo Louis Vuitton que contiene todo un set de utensilios pensados para que disfrutes como nunca antes de una copa de Hennessy Paradis Imperial: guantes, frascos de cristal, corola para verter y vasos de tulipán para catar tu Hennessy.

El baúl es un lujo que pocos podrán soñar con permitirse pero el decantador, si bien no es para todos los bolsillos, sí para algún amante del coñac que se muera por tener un espectacular decantador de cristal diseñado por un diseñador como Arik Levy y convertido en realidad por maestros del vidrio soplado, el resultado es un decantador en el que el color inconfundible del Hennessy Paradis Imperial deslumbra en todos los matices de su textura e intensidad.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.