French Smooth: porque no sólo de tradición escocesa vive Dewar’s.

Dewars añade a su extenso acervo ‘blended scotch’ los delicados aromas del Calvados normando. El resultado, Dewar´s 8 French Smooth.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

French Smooth es el segundo de una innovadora serie de whiskies de 8 años acabados en barricas de diferentes lugares del mundo. Siguiendo la estela de Dewar’s 8 Caribbean Smooth, el nuevo blend de la destilería escocesa incorpora a sus tradicionales aromas cítricos y miel de brezo el toque ácido de las manzanas de Normandía y la dulzura de la canela y la crème anglaise. Todo ello gracias a un añejamiento en barricas de Calvados. Esta última innovación de la maestra mezcladora de Dewar’s, Stephanie MacLeod, forma parte del espíritu audaz y genuino de la marca.

Por eso tenemos que hablar del legado Dewar’s, de una pequeña tienda de bebidas alcohólicas en el condado de Perth y de tres señores unidos por los lazos de sangre y el auténtico nudo celta, símbolo de la eternidad y el ciclo de la vida. John Dewar (1805-1880) fue el primero, quien tuvo la idea de abrir la tiendita de licores allá por el 1846 y realizar las primeras mezclas personales de whisky en cuanto se lo permitió la legislación de la época.

John Alexander, el mayor de sus dos hijos, era el cerebrito. Tommy, el pequeño, fue el «disfrutón»: mucho más de salir, alternar y relacionarse con las altas esferas de la sociedad londinense, incluso de la norteamericana. Ambos trabajaron durante un tiempo tras el mostrador del comercio de su padre y, cuando él murió, heredaron un negocio bastante bien encarrilado que se esmeraron en expandir. Mientras John Alexander se centraba en la parte económica de la marca, Tommy se entregó a la comercialización. Era lo suyo. Al tándem se unió A. J. Cameron, el primer maestro mezclador de Dewar’s, pionero en el proceso de doble envejecimiento.

Era 1896 cuando, en las afueras del pueblo de Aberfeldy, se construyó la destilería predestinada a fabricar el whisky escocés más suave del mundo. Con la mejor cebada escocesa malteada, el agua pura procedente del arroyo de Pitilie y el proceso inédito aplicado por Cameron nació el icono de la firma, Dewar’s White Label, cuya mezcla continúa representando la curiosidad y el espíritu osado de su fundador.

Desde hace 175 años, “vivir con curiosidad” (stay curious) ha sido la insignia de una firma que no ha cesado de innovar, de investigar y crear las mezclas más insospechadas en el infinito universo del whisky. Buena prueba de ello es el delicado sabor de su Dewar’s 8 French Smooth. Ocho por los años de doble envejecimiento en roble, french por los aromas extraídos de las barricas de Calvados, smooth por el sosiego de sus aromas verdes. “Un whisky brillante y delicioso” —señala Stephanie MacLeod—, “fruto de una fusión inesperada de culturas y matices”, añade Marta Bordas, Iberia Dewar’s Brand Director.

+

Para celebrar el lanzamiento y dar a conocer este nuevo blend, Dewar’s ha lanzado una activación en redes sociales y puntos de venta. A través de un código QR, los usuarios pueden acceder a un sorteo activo hasta el próximo mes de junio. Infórmate en https://www.dewars.com/es/es/campaigns/dewarswin21es/.

Más información Dewar's

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.