¡Feliz 2015! Con Nicolas Feuillatte.

Celebramos el final de un año y el comienzo de otro brindando con champagne francés, el espumoso más famoso del mundo...

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Esta noche es todo un ritual, un festival de usos y costumbres que repetimos anualmente para despedir el año en curso y recibir al siguiente, uno nuevo, a estrenar, con todos sus días en blanco para que escribas en ellos tu historia.

Uno de los rituales que no falla jamás el 31 de diciembre es el brindis, antes y después de las doce uvas de la suerte toca levantar las copas y brindar por un feliz año nuevo y, para ello, el champagne es la opción más sofisticada y, junto al cava, también la más recurrente.

Claro que cava o champagne, lo cierto es que este delicioso espumoso da para mucho más que un brindis, es perfecto para acompañar el aperitivo y la cena e incluso los postres, recurriendo ahí a su versión rosada.

Seguro que tendrás ya el champagne o el cava a enfriar listo para regar una noche tan especial como esta, divertida y muy de brindar, felicitar y besar; nosotros también queremos brindar contigo y desearte la mejor de las suertes en 2015 y, para ello, hemos puesto a enfriar unas botellas de Nicolas Feuillatte

Se trata de una bodega francesa que desde que en los años 70 comenzara a funcionar, ha ido conquistando gustos y paladares hasta que sus caldos han llegado a ser, como son hoy, uno de los champagne más valorados de Francia y del mundo.

La variedad de champagne de esta bodega es de notable importancia y de un gusto y calidad exquisitos, nosotros hoy nos quedamos con Xploration, la edición limitada de su Brut Réserve tanto en versión oro como en su versión noche que luce además una botella y un packaging de lo más bello y elegante. Y, como además de brindar contigo, queremos regar la cena con champagne, no olvidamos un rosé para acompañar los postres ni un par de benjamines para los brindis más íntimos…

¡Feliz Año 2015!

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.