El rojo pasión de un buen bloody mary. Receta paso a paso.

Listo y en su punto para brindar por un maravilloso 2016.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Sin lugar a dudas el bloody mary más espectacular que he probado en mi vida ha sido en California, en el Hotel Auberge Du Soleil, rodeado del inmenso y majestuoso Nappa Valley. Aún recuerdo como si fuera ayer, a mi querido Marty diciéndome: ‘nunca probarás un bloody mary igual’, y… ¡que razón tenía!.  Allí, rodeada de toda la familia de mi cuñado Steve y con una de las mejores vistas que me ha regalado la vida, comencé a saborear y a apreciar éste delicioso cóctel que me a acompañado en los momentos más especiales de mi vida.

Como especial va a ser este año nuevo 2016 que hoy comienza, y que mejor manera de darle la bienvenida, que poniendo a bailar tu cóctelera a ritmo de bloody mary.

¡Feliz, muy feliz 2016!

 

Receta: El rojo pasión de un buen bloody mary.

  • 1 / 5

    Ingredientes: 1 litro de zumo de tomate, ½ vaso de vodka, ¼ vaso de Aceite de Oliva, Zumo de 1 lima, Zumo de 2 rábanos picantes, Pimienta negra, 1 cucharadita de Salsa picante, 1 cucharadita de Sal de Apio, 1 cucharadita de Salsa Worcestershire, Hielo pile

     

  • 2 / 5

    Exprime la lima y pasa por una licuadora los rábanos para obtener su zumo.

    En una batidora incorpora el hielo pile y añade todos los ingredientes, excepto el zumo de tomate. Mezcla durante unos segundos y vierte el resultado en una coctelera.

  • 3 / 5

    La  clave para que tu bloody mary sea ¡perfecto!, es añadir en el último momento el zumo de tomate. Incorpora y si quieres rectifica al gusto.  Ahora haz bailar a buen ritmo tu coctelera.

  • 4 / 5

    Sirve en vasos, o copas y adorna con ramas de apio.

  • 5 / 5

    También puedes hacer rodajas el rabanito o la lima y colocarlas en el borde de tu copa. Dale un toque de frescor añadiendo en el interior un par de frambuesas.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.