Dolz: La auténtica horchata natural. La mejor horchata del mundo.

Refrescante, única, con un montón de propiedades, la auténtica horchata natural Dolz es tan auténtica que es para nosotros la mejor.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Cuando no alcanzábamos la década de vida y llegaban las temperaturas de la primavera las esquinas de Madrid a las castañeras le daban el relevo las casetas de metal pintadas en blanco de la horchata natural que disfrutábamos los fines de semana de paseo hacia el Retiro. Y hasta cucuruchos con chufas, húmedas, tiernas, viciosas como pipas.

Luego, a merced de los polos, del drácula, del frigopie, de la vorágine de los mercados, la horchata fue perdiendo las esquinas y se quedó relegada a esas terrazas del retiro donde siguen siendo un must junto al hielo limonado, todo muy industrial. Y perdimos todos aquellos deliciosos y frescos momentos tan ligados a nuestra emoción primera del gusto, del buen gusto, y la forma más placentera de combatir los calores del verano.

En aquel 1979 en el que todo había empezado a cambiar en las costumbres estivales de Madrid, en Valencia -cuna y tradición de chufa y horchata- nacía la Horchatería Dolz que con los años volvería a hacernos felices reviviendo el placer y la emoción de la infancia, y de ese sabor tan excepcional y único del que desde entonces sólo pudieron disfrutar los valencianos, como muy suyo. Tuvo que llegar Internet para devolvernos, para devolverme, aquel placer. Y tuvo que ser de la mano visionaria de la familia Dolz, la segunda generación de horchateros, de la visión singular de Juanma Dolz la vuelta a la chufa, el fin de las fronteras, y un singular I+D de corazón que es el sacarle provecho de las propiedades de la chufa para mejorar la vida de mucha gente.

Inciso. La horchata natural es rica en fósforo y potasio, tiene más hierro, cinc y cobre que la leche con menos magnesio y por supuesto sin lactosa; sin cafeína, teína o estimulantes, para todos los públicos. vamos; con un alto contenido en ácido oleico tan bueno para el corazón y contra el colesterol malo y los triglicéridos; muy digestiva por sus aminoácidos y el almidón, perfecta para la hipertensión por su bajo contenido en sodio, y realmente buena contra las gastroenteritis víricas del verano. Y con todo esto y sus carbohidratos, lípidos y proteínas, realmente nutritiva. Y sin gluten. Ahí queda.

30 años después de sus comienzos y hace ahora unos pocos, Dolz comenzó de la mano de Juan Dolz una andadura singular en las redes sociales, primero en twitter, luego en Facebook, donde los encontramos y descubrimos y a cuyas cuentas podíamos hacer pedidos y encargos de horchata por litros y esos fartons también artesanos que no pueden maridar mejor. Primero fue con la magnífica horchata natural que sólo tuvimos que probar para convertirnos, como mucho otros, en los más fieles y leales admiradores y consumidores. Luego vino la innovación, desde el envase que mantiene las propiedades y temperatura de la horchata en tanto que en menos de 24 horas llega a cualquier punto de España (hasta lo más lejano de Cádiz, de hecho, en menos de 12 horas, lo hemos probado) hasta las deliciosas chufacookies o los bizcochufas, aprovechando todas las buenísimas propiedades de la chufa, con la harina de chufas, sin gluten, que también comercializan.

Y no es baladí todo el esfuerzo y el ingenio de la familia Dolz en conseguir que su horchata natural llegue en un tiempo record a nuestras manos en las mejores condiciones, desde Valencia hasta allí donde estemos, porque la horchata, la de verdad, como la auténtica horchata natural Dolz, es de esos productos que, como todo producto sin conservantes, hay que consumir lo más recién hecha posible; en la nevera puede conservarse tan solo 3 días sin perder sus propiedades.

Natural, sí, y exquisita, única, la horchata Dolz es algo que no has probado y para el gusto de este humilde redactor es la auténtica horchata, y sin duda la mejor horchata del mundo.

Tan única como las chufacookies o los bizcochufas, marca de la casa y la familia Dolz, tan buenos todos como todo lo que hacen, también como sus buñuelos, a los que merece la pena visitar y conocer, en la Avenida Blasco Ibáñez, 84, de Valencia, muy cerquita del Estado de Mestalla y a un paseíllo de la Malvarrosa. Eso o probar a pedir en su nueva tienda online (http://horchateriadolz.es) litros y litros de horchata, kilos de fartons, de bizcochufas, de chufacookies, para volverte loco con el placer del refrescante gusto de la mejor horchata y no parar de repetir.

Lo que perdimos en los frigopiés, Horchatería Dolz nos lo devuelve. Incluso lo mejor de la infancia.

Más información horchateriadolz.es

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.