Bocados y ron.

La Candelita apuesta por el sabor latino y renueva su carta con más platos tradicionales.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Valerie Iribarren, chef de este restaurante de la calle Barquillo, en Madrid, hizo una apuesta: cocina criolla. Y apenas un año y medio después, la respuesta de su clientela confirma que no estaba equivocada. La gastronomía latina gusta, y mucho, más cuando se acompaña de autenticidad.

Por ello, ahora renueva la oferta con platos rescatados del recetario tradicional. Son más complejos y elaborados. Por ejemplo, cerdo con salsa de tamarindo, chupe de gallina, gambones tempurizados en coco o tarta de queso criollo acompañada de jalea de guayaba. En cada uno, imprime su sello y, atendiendo a la demanda de quienes le visitan con frecuencia, las empanadillas y las arepas ahora se presentan con nuevos rellenos.

Tampoco abandona sus recetas estrella, como la ropa vieja o el pescado frito “como en la playa” con chips de plátano macho. De esto se ocupa Valerie y de otra parte fundamental, la bebida, su hermano Nico.

El barman uruguayo le pone empeño a la ronería, de nuevo, al más puro estilo caribeño. Con más de 50 rones y cócteles para todos los gustos. Por ejemplo, Expresso Martini, Quinotinha y Select Tonic.

Y los domingos, llega el momento de disfrutar solo del brunch.

Localización

B

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.