10 brindis navideños.

Una selección de novedosos tragos para despedir el año por todo lo alto.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Porque 2016 hay que estrenarlo como se merece, con alegría, con buenos propósitos y con uno o varios brindis. Porque la Navidad es época gastronómica por excelencia, tiempo en el que se cuida la mesa hasta el extremo, en el que se prueban los platos más especiales del año, los más esperados, los más elaborados. Porque sea en casa o fuera de ella, los excesos y homenajes están más que nunca permitidos.

Por eso, más allá de recetas deliciosas, de lugares maravillosos en los que sentarse a la mesa, de escapadas de ensueño para vivir estos días de una forma extraordinaria, de champanes de lujo que se sirven con los mejores deseos,  en Loffit queremos, después de los postres, hacer también protagonista al momento de las sobremesas, esas que se alargan sin mirar el reloj y se saborean de forma sosegada con la gente que más queremos.

Por eso, y porque si por cualquier motivo no has podido apuntarte a ninguno de los mencionados planes una copa puede venirte muy bien, proponemos 10 destilados que convertirán las tardes y las madrugadas en instantes más inolvidables si cabe. Alcoholes que, solos o combinados, aportarán su carácter premium y único a una atmósfera de por sí cargada de magia y diversión.

Con ellos aprovechamos, de nuevo,  para chocar las copas con vosotros esperando que, en los próximos meses que estrenamos, se cumplan todos vuestros sueños. Y ya veréis, haciéndolo con cualquiera de estas referencias seguro que lo conseguimos. ¡Feliz Navidad!

  • Pureza hecha vodka.
    1 / 10

    Pureza hecha vodka.

    ¿Quién dijo que el vodka no sabía a nada? Purity viene a demostrar que, tras 34 destilaciones y mezclas con agua de manantial, algo se consigue. Su cuerpo profundo, aterciopelado y su carácter le han valido un centenar de medallas. Tómalo con tónica, lima, alga kombu, da la nota y haz que todos se rindan a tu glamour. 39 euros.

  • La ginebra más
    2 / 10

    La ginebra más "trendy".

    Solo hay cinco unidades, así que corre si quieres ser el «it boy» o la «it girl» de estas fiestas. Tanqueray NºTEN presenta este cofre edición limitada creado en colaboración con el diseñador Juan Duyos y maestros artesanos, una lujosa caja de madera con dos copas de cóctel inspiradas en el estética Art Decó que respira la marca. 990 euros.

  • Juego de espejos.
    3 / 10

    Juego de espejos.

    ¿Ya ves doble? No eres tú. O sí. The London Nº 1 propone este Game of Mirrors para reflejar como ninguna otra ginebra el espíritu navideño que a todos nos invade (y más conforme la botella se vacía). Se trata de una muy especial edición llevada a cabo por el diseñador industrial Ciszak Dalmas, un precioso juego de efectos para degustar el gin tonic perfecto en copa platino. 350 euros.

  • Turrón con sabor a brandy, y viceversa.
    4 / 10

    Turrón con sabor a brandy, y viceversa.

    La Navidad más dulce la proponen las bodegas González Byass con su Lepanto Solera Gran Reserva, la joyita de la casa, unido a los riquísimos chocolates Pancracio, esta vez en forma de turrón de trufa en combinación con el brandy. El colofón perfecto para un copioso menú familiar, por si no tuviste bastante con los polvorones. 47,50 euros.

  • Navidad aromática y refrescante.
    5 / 10

    Navidad aromática y refrescante.

    La ginebra Hendrick’s, la de los creativos librepensadores, la de los que hacen la vida por su cuenta y marcan la diferencia, propone el pack Conservatorium, inspirado en su invernadero de Escocia y a modo de botica de aromas que se multiplican con un vaporizador para hidratar los pétalos de rosa o los trocitos de pepino que tan bien le van a este destilado. Avanzada la noche, refrescarse el rostro también puede venir de perlas. 34 euros.

  • ¡Otro trago, wei!
    6 / 10

    ¡Otro trago, wei!

    Recién llegado de los Altos de Jalisco, Don Nacho aterriza en España con sus dos variedades estrella, Don Nacho Blanco y Don Nacho Reposado. Se elaboran de forma totalmente tradicional, natural, ecológica y, dicho sea de paso, su rico sabor los hace peligrosísimos. Ojo a los Margaritas y los controles de tráfico. Se beben como agua. 50 euros.

  • Ron pirata.
    7 / 10

    Ron pirata.

    Dicen que en 1998 alguien se trajo en un maletín unas cuantas botellas de un ron dominicano exquisito, sin etiquetar y sin pasar ningún control. La jugada le salió tan bien que esas botellas comenzaron ya a importarse (legalmente, suponemos) con el nombre de Contrabando. Recomendamos no aventurarse a repetir la hazaña, más que nada porque ya podemos comprarlo y, sencillamente, disfrutarlo sin sobresaltos. 16,75 euros.

  • Hawaii Bombay.
    8 / 10

    Hawaii Bombay.

    No sabemos si de Hawaii concretamente pero de hasta doce puntos diferentes del planeta proceden los doce botánicos que componen la Star of Bombay, la estrella de esta marca, enfundada en una botella de diseño. Tampoco sabemos si da más pena bebérsela o dejarla. 29,95 euros.

  • Ritmo caribeño.
    9 / 10

    Ritmo caribeño.

    El artista mallorquín René Mäkelä nos invita a disfrutar de un pausado momento mágico con la caja y los cuatro vasos creados para acompañar al Barceló Imperial, considerado uno de los mejores rones del mundo. Lo pone fácil, solo hay que abrir el estuche, la botella y servir. Recuerda que lo suyo no es ponerle Coca Cola, más que nada porque te dará pena no volver a tomar nunca un Cuba Libre como ese. 39,95 euros.

  • Give it a touch!
    10 / 10

    Give it a touch!

    Si te da por convertirte en as del «mixer» con cualquiera de los anteriores destilados, déjalos a todos boquiabiertos con tres golpecitos de Angostura en el combinado que más te apetezca, por regular que te haya salido. Es una mezcla secreta de ingredientes que solo cuatro personas en el mundo custodian. No te esfuerces, limítate a probarla en casa y te aseguramos que harás de barman en las próximas veinticinco navidades. 9 euros.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.