Parsifal, el héroe wagneriano, llega al Teatro Real.

Claus Guth debuta en el Teatro Real con su versión de 'Parsifal', un original montaje inspirado en la 'Montaña mágica' de Thomas Mann.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Amanece en el bosque cercano al castillo de Monsalvat. Gurnemanz, caballero de la orden del Santo Grial, despierta a dos jóvenes escuderos para preparar el baño del guardián del Grial, quien sufre de una herida terrible que solo podrá ser curada por un inocente a la altura de la sabiduría lograda a través de la compasión. Casi al tiempo, la hermandad de los caballeros se dispone a celebrar la última cena en la noble Sala del Grial. En este contexto, complejo, medio místico y enigmático, poblado de guerreros y hechiceros, surge la figura de Parsifal. Una especie de héroe semisalvaje, profundamente afectado por la culpa y el honor en quien Klingsor (el hechicero rechazado por la hermandad, que ansía apoderarse del Grial) reconoce como salvador de la orden y enemigo de todos sus planes.

Parsifal es la última ópera de Richard Wagner. Con libreto del propio compositor e inspirada en el poema medieval Parzival de Wolfram von Eschenbach, el genial músico alemán se enreda en una compleja trama de héroes, nigromancia y leyendas medievales. Se trata de una imponente pieza estructurada en tres actos cuya puesta en escena requiere un tremendo despliegue de medios: coro orquesta y un equipo de solistas heroico, capaz de enfrentar el dramatismo implícito en la obra, infinidad de matices musicales, además de la extensión (dura aproximadamente cinco horas).

El director Claus Guth le hinca el diente a este inmenso entramado wagneriano con una puesta en escena provocadora que, como si el imaginario musical no fuera lo suficientemente complicado, sitúa la acción en un hospital repleto de supervivientes de la Primera Guerra Mundial, inspirado en la Montaña mágica de Thomas Mann. Momento histórico coincidente con las primeras divulgaciones de la ópera de Wagner más allá de Bayreuth (monopolio absoluto de las representaciones de Parsifal hasta 1914) y el desánimo germano que siguió a la contienda. Guth, que debuta en el Teatro Real con este montaje, desafía el estatismo habitual de las puestas en escena de Parsifal con un movimiento casi coreográfico. Un reflejo del clima emocional devastador del periodo de entreguerras en el que una sociedad desorientada y herida busca desesperadamente al líder redentor, el «loco puro». Una trampa de por sí inquietante; más aún si tenemos en cuenta que la obra se escribió treinta y cinco años antes de tan trágicos acontecimientos.

La obra, estrenada el pasado día 2 de abril, ha levantado un aluvión de críticas para todos los gustos, desde el elogio incondicional hasta el reproche. En cualquier caso, el espectáculo de Claus Guth es tan inmenso y sublime como la propia trama wagneriana, repleta de misticismo, simbología y enigmas encriptados que el director resuelve con maestría y gran ovación del público.

+

ParsifalRichard Wagner (1813 – 1883)
Festival escénico sacro en tres actos.
Libreto de Richard Wagner, basado en el poema épico medieval Parzival de Wolfram von Eschenbach.
Director de escena: Claus Guth.
Coproducción de la Ópera de Zúrich y el Gran Teatro del Liceo de Barcelona

Teatro Real. Madrid
Fechas: del 2 al 30 de abril.

Más información Teatro Real

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Ver

La cita cultural del momento en forma de publicación, muestra, subasta, feria, exposición… Un espacio que da cabida a todos los formatos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.