Fahrenheit 108: un delito castigado con la pena capital.

Si cometes un Fahrenheit 108 sabes que no es posible la absolución. Cero tolerancia. Así las cosas funcionan mejor.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

En 1953, Ray Bradbury ideó un mundo siniestro en donde los libros están prohibidos y los bomberos queman todo cuanto encuentran en su camino. Esa novela distópica y futurista auguraba un porvenir desolador al servicio de la censura y la represión de la disidencia. Casi siete décadas después, el dramaturgo Javier San Román inventa otro espacio Fahrenheit igualmente perverso e imaginario. La única diferencia es que en este último, la libertad arde a 108 grados en vez de a 451.

La estampa es la siguiente: en futuro próximo (allá por el 2075) tener relaciones sexuales y procrear no sólo son actividades reprobables, sino un delito llamado Fahrenheit 108, castigado con la muerte. Quien ose desobedecer la ley sabe de antemano que no habrá piedad ni redención. No hay razón que valga ni disidencia aceptable, sólo rebaño y sumisión. La Capitana Tyr —una bombera de pro e impecable carrera— y la sargento Jan —alumna ejemplar— se encargan (¿o no?) de poner orden en este nuevo régimen totalitario.

En este insólito 2020, la directora de teatro Cecilia Gessa retoma el Fahrenheit 108 de San Román para llevarlo a escena. La capitana Arlette Torres y las sargentos Guiomar Puerta y Yara Puebla nos hacen transitar por los asuntos de nuestra era: la sexualidad, la procreación, la pasión, el amor, el culto al cuerpo, la urgencia climática y los propósitos que creemos tener. Y todo ello a través de un montaje minimalista — un despacho con dos bancos enfrentados, una mesa pequeña supletoria en el lado izquierdo del escenario. Cerca colgará una de un pájaro a tamaño real—, distópico y futurista, aderezado con imágenes proyectadas, luces inquietantes y la música de Juan Antonio Simarro.

En forma de tragicomedia distópica, Gessa se adentra en lo más profundo de la psique humana para plantearnos un recorrido complejo que más que respuestas genera preguntas sobre el ser humano, la naturaleza, la destrucción, el pensamiento propio. “¿Qué exigiríais si estuvierais en la piel de la Capitana Tyr y la sargento Jan, ser fiel a uno mismo hasta las últimas consecuencias o por el contrario ser parte del rebaño fiel y sumiso a un sistema totalmente autoritario?”.

+

Fahrenheit 108 se estrenó el pasado 22 de octubre y se representará durante toda la campaña de invierno los jueves a las 22 horas en el Teatro Lara de Madrid.

Más información Teatro Lara

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Ver

La cita cultural del momento en forma de publicación, muestra, subasta, feria, exposición… Un espacio que da cabida a todos los formatos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.