El Ballet de la Ópera de París revive el mito de Orfeo y Eurídice.

La ópera danzada "Orfeo y Eurídice" de Gluck, y coreografía de Pina Bausch, llega al escenario del Teatro Real de Madrid.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

La danza, aseguró siempre Pina Bausch, es el único lenguaje verdadero —y universal, me atrevo a añadir— y, como Gluck a través de la voz, la coreógrafa alemana muestra mediante el baile las fuerzas elementales del corazón humano. Desde sus inicios, Pina Bausch se centró en las emociones y el poder de la proximidad física para, de este modo, devolver a la danza su pureza expresiva original. Experimentado con el concepto de “ópera danzada” —un género nuevo en la década de los 70— dio vida a sus dos primeras coreografías: Iphigénie en Tauride (1974), Orphée et Eurydice (1975), ambas basadas en las óperas de Gluck.

Cuando Bausch transformó Orfeo y Eurídice en un ballet introdujo la palabra en la danza ensamblando baile y canto, orquesta y escena, vestuario y luz… ¿El resultado? Una obra maestra de la coreografía contemporánea que forma parte del mejor repertorio del Ballet de la Ópera de París y que durante este fin de semana (tres exclusivas funciones) será representado en el Teatro Real de Madrid.

El Teatro Real rinde homenaje a la genial creadora alemana con esta representación de la ópera de Gluck que sigue fielmente la versión estrenada en 1975. Dividida en cuatro retablos — Duelo, Violencia, Paz y Muerte—, la coreógrafa evita el final feliz cerrando la obra con la segunda muerte de Eurídice y la desesperación de Orfeo. Danza y canto narran al unísono la misma historia —la del dolor de un hombre que pierde a su amada en el mundo de las tinieblas del infierno—, los mismos sentimientos ensamblados por la música que respira con ellos y cuya fuerza dramática se acentúa con el desdoblamiento de los personajes.

El magnífico elenco de artistas del Ballet de la Ópera de París bailará la tragedia de Orfeo y Eurídice mientras que la interpretación musical contará con las voces de Maria Riccarda Wesseling, Yun Jung Choi y Jaël Azzaretti, junto al Coro y Ensemble Balthasar-Neumann y bajo la dirección de Thomas Hengelbrock

+

Teatro Real Madrid

Orfeo y Eurídice. Christoph W. Gluck (1714-1787)

Ballet de l’Opéra National de Paris
Directora de la Danza Brigitte Lefèvre
Coreografía y puesta en escena Pina Bausch
Director musical Thomas Hengelbrock

Fechas 12, 13, 14 de julio de 2014
20.00 horas; domingos, 18.00 horas

Retransmisión por RNE el 14 de julio

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Ver

La cita cultural del momento en forma de publicación, muestra, subasta, feria, exposición… Un espacio que da cabida a todos los formatos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.