header

Vídeos

cerrar

No hay camas libres, la comedia de Carlos Zabala, se va de gira.

‘No hay camas libres’ es una comedia sobre la crisis económica, de valores y de derechos que millones de españoles han vivido, viven aún, en carne propia.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Carlota, actriz principal de una serie de éxito, tiene 45 y acaban de despedirla. Y no sólo eso. Su novia de toda la vida la deja plantada y con la carga de su recién adquirido ático en Chueca que, obviamente, el banco requisa en el minuto dos. Ante semejante panorama, el suicidio le parece la mejor opción. Pero tampoco le sale bien y termina en un hospital público, vendada hasta las orejas.

Luisa tiene 50. La hasta ahora exitosa mujer bancaria va camino del juzgado, imputada por vender preferentes a ancianos con Alzheimer. Pero no llega a su destino. Intentando esquivar a una loca suicida en plena M-40, empotra su flamante Mercedes contra un árbol e ingresa en el mismo hospital que Carlota. Ambas comparten habitación —sin saber al principio quién es quién— y enfermera: Carmen, una antisistema por sistema, a punto de perder su trabajo.

Escrita y dirigida por Carlos Zabala, la obra nos acerca a la crisis española a través de la mirada de estas tres mujeres y una cuarta, Miriam, periodista sin escrúpulos, hermana gemela y enemiga íntima de la enfermera. Maribel Ripoll e Isabel Gaudí dan vida a las dos heridas, mientras que Miriam Cabeza que interpreta el papel de la enfermera y el de su hermana.

Al tempo de las notas de Rafael Andújar, el montaje se desarrolla de manera ágil. Casi sin tiempo para pensar y mucho espacio para reír a carcajadas. De eso se trata, de encarar la realidad, la rabia y el dolor con un tono de esperanza. Y, sobre todo, grandes dosis de risas. Como apunta Zabala, se trata de una comedia que cocina un poco la desgracia para hacernos reír de nosotros mismos, así como de la panda de cabrones que nos hace llorar todos los días.

La denuncia no es el eje central de la trama, sí la reflexión. No hay camas libres se desarrolla en doce escenas que repasan, por un lado la cruda realidad de la última década; por otro, se lanza a una crítica feroz al periodismo sensacionalista. Todo ello bajo el manto del humor descarado y tres puntos de vista muy diferentes.

Tras su estreno nacional en el escenario del Teatro de Rojas de Toledo, No hay camas libres continuará su gira por Valencia, Cuenca, Valladolid y Madrid en la Red de Teatros de la Comunidad.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Ver

La cita cultural del momento en forma de publicación, muestra, subasta, feria, exposición… Un espacio que da cabida a todos los formatos.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.

string(28) "https://youtu.be/o2oavyRFYwA"