La forma más rápida de lograr lo que deseas.

Nunca he conocido a nadie que aprenda más hablando que escuchando.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Siempre hay múltiples perspectivas de ver una misma cuestión, y ésta es una, ésta es la mía: la naturaleza nos ha proporcionado doble oportunidad de aprender que de enseñar. Sí, así ha sido, estoy seguro que es por algo, y este algo, muy bien podría tener que ver con el deseo de que nos mejoremos a nosotros mismos y a nuestro entorno. Pero siempre desde una perspectiva más reflexiva que impulsiva.

Tal vez ya estés imaginando a qué me estoy refiriendo, así es, tenemos dos oídos, dos ojos, y capacidad de percibir el mundo entero a través de casi cualquier parte del cuerpo, desde sabores, olores, tacto, etc. mientras que para enseñar, nos ha dotado de una sola boca, y como mucho, de los gestos que podamos realizar para comunicarnos. Y por supuesto, entre medias de estos dos grandes equipos, el cerebro, que procesará la información, la interpretará y la organizará para después comunicarla de la mejor forma posible.

Nunca conocí a nadie que aprendiera más hablando que escuchando. Este pensamiento lleva conmigo mucho tiempo, y determina en muchas ocasiones mi comportamiento, ya que además, tampoco conocí nunca a nadie que se pueda considerar que ha triunfado realmente, que también se le pueda considerar «tonto», las personas de éxito que yo he conocido, todas sin excepción, eran sabias de algún modo, en algún área, y en muchas ocasiones, con conocimientos en muchas otras áreas, tenían visiones bastante más amplias de su área de especialidad. Y es evidente que esto no es una casualidad, sino que más bien es un patrón de comportamiento, es decir, para llegar a lograr grandes hazañas, es preciso que escuches mucho, en primer término a las personas de tu equipo, a tus clientes, a tus proveedores, etc. pero también a tu familia, si quieres llegar lejos en la vida, si quieres ser feliz, no puedes dejar de prestar atención a las personas que tienes cerca de ti, a las que quieres. Porque esta es la forma de conocerlas mejor, de saber qué están viviendo en este momento, qué les preocupa, qué les gusta, qué les angustia, o qué les hace feliz.

La habilidad de escuchar, posiblemente sea una de las más importantes del liderazgo, es algo que debería enseñarse en las escuelas, debería ser una asignatura troncal. Y no podemos olvidar lo que dijo Peter Drucker, que en la comunicación lo más importante es escuchar lo que no se dice.

Estoy seguro que si se investigara, habría incluso una proporción respecto a nuestra capacidad de escucha y nuestros buenos resultados en la vida, seguro que sería algo medible de algún modo. Ahora bien, en cualquier caso, estarás de acuerdo conmigo, en que sea cual sea esta proporción, si aumentamos nuestra capacidad de escucha en amplitud (escuchar más) así como en profundidad (escuchar con más atención), la mejora de nuestros resultados será notable en poco tiempo. Además, una de las cosas que más me encanta de esto, es que el desarrollar esta capacidad, depende enteramente de nosotros, y además no se requieren ni títulos universitarios ni alta tecnología, solo el ferviente deseo de querer llegar más lejos, de querer interesarse sinceramente por las demás personas.
Te invito a que no dejes pasar ni un día más, ni una hora más, sin poner en práctica y entrenar esta habilidad. Tu vida entera podría cambiar tan solo porque mejores en esta faceta. ¿Te imaginas hasta dónde podrías llegar, si pudieras saber más de las personas que te rodean? e incluso ¿te imaginas de qué modo mejorará tu relación con ellas al sentirse escuchadas?

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

302 Found

Found

The document has moved here.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.