Ayudar primero, recibir después.

Si plantas una semilla recibirás una flor, si ayudas serás ayudado.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Estoy seguro que te encantaría tener ayuda en alguno de los proyectos en los que estas embarcado, o en alguno de los retos a los que te enfrentas, igual que nos pasa a todos. Y tú ¿Ayudas a las personas que tienes a tu alrededor?

En ocasiones nos centramos en pedir ayuda y estamos demasiado ocupados para ofrecerla. Y además solemos quejarnos si no nos ayudan, cuando en verdad, nadie tiene la obligación de ayudarnos.

¿Por qué no comenzamos ofreciendo ayuda antes de pedirla? El ofrecer y dar ayuda, nos recompensa inmediatamente a nosotros ya que obtenemos un beneficio emocional de cubrir nuestra necesidad de contribución, siempre nos sentimos mejor cuando ayudamos a alguien a cruzar la calle, a encontrar algo que esta buscando, a sentarse en el transporte público, etc. Está en nuestra naturaleza la necesidad de contribuir al bienestar de otras personas, como está en los demás. Y es mucho más fácil pedir a los demás cuando antes les hemos ofrecido nuestra ayuda, no porque mantengan una deuda, ni mucho menos, sino porque también de ese modo ellos se sentirán mejor al ayudarnos.

Y por supuesto, la decisión es del otro, en cuanto al cuando y el cómo prestar esa ayuda, y de nosotros el agradecer que nos hayan ayudado.

Es como un árbol, primero has de plantar la semilla y posteriormente podrás recoger los frutos.

string(0) ""
  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.