Una novia para lord Ned.

Decidida a encontrar marido, la señorita Eleanor Bowman asiste al baile organizado por la duquesa Greycliffe en honor de su hijo Ned.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Y no es que anduviera Ellie –por mucho que en la época en que se ambienta esta divertidísima novela las mujeres no tenían demasiadas opciones– buscando un marido desesperadamente. ¡Ni mucho menos! Pero no por ello iba a dejar de asistir al magnífico baile que, por todo lo alto y en honor a su querido hijo Ned, organizaba la duquesa Greycliffe y que prometía, además, estar repleto de hombres interesantes. Aunque, a decir verdad, tampoco podía evitar –ya se lo negase reiteradamente y con profunda convicción– sentirse peligrosamente atraída hacia el ínclito Ned quien, por otro lado, no parecía ser el mejor de los candidatos.

¿O sí?

El caso es que Lord Ned ya estuvo casado anteriormente –con Cicely, ¡nada menos que la mejor amiga de Ellie!– y, tras cuatro años de luto (enviudó el muchacho, no seáis malpensados), tampoco se advierte en él gran interés por repetir experiencia. Pero, claro, el asunto de perpetuar el noble apellido de su familia le roba alguna que otra hora de sueño. Eso y las intrigas de su madre, cuya vocación de celestina empedernida –no en vano es conocida como la “duquesa del amor”– le lleva a tratar de emparejar a todo soltero (o soltera) que se cruza en su camino.

Con estos ingredientes –una Ellie trasteando entre tipos que no le interesan un ápice, un Ned extravagante ajeno a las pasiones que despierta en su amiga, un culote de seda rojo robado, una duquesa casamentera– aderezados con las mañas de un “lindo gatito” cleptómano, desvergonzado, agitador y experto en provocar situaciones embarazosas, el cóctel del enredo está servido.

Ciertamente, todo ello bien podría haberse convertido en un drama de amores imposibles, de lágrimas y dolor, de barreras sociales insalvables y todo un reguero de desgracias capaces de encoger los corazones más abyectos. Sin embargo, tanto el agudo sentido del humor de Sally MacKenzie como su prosa cercana, directa, sencilla y su capacidad de resolver con acierto cualquier confusión le han llevado a construir esta entretenida comedia de enredos que arranca más de una sonrisa. Si queréis pasar un buen rato, distendido y sin darle vueltas a cuestiones existenciales, Una novia para Lord Ned es sin duda una buena elección. O un buen regalo…

+

Título: Una novia para Lord Ned
Autora: Sally MacKenzie
Editorial: Libros de seda
Género: Romance histórico
Formato: Grande, rústica
Fecha: 16 de Octubre de 2013
Precio: 18,95 €

Más información Libros de Seda

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Ver

La cita cultural del momento en forma de publicación, muestra, subasta, feria, exposición… Un espacio que da cabida a todos los formatos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.